MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 430 Grace

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 10529

Updated: 2019-07-07 14:11


Lucas corrió hacia el campo donde encerraron a Paul Du. Su rostro mostraba una expresión fría y distante, y sus ojos se mantenían fijos en el camino que tenía por delante. Nadie podía descifrar qué emoción se ocultaba detrás de su rostro inexpresivo.

Esta fue la primera vez que no pudo proteger a Edward, y ahora su jefe se encontraba gravemente herido. Se sentía preocupado y frustrado. Por esto, él no culpó a nadie más que a sí mismo y a su propio descuido.

Había pensado que estos días serían pacíficos, por ello no había tomado las precauciones necesarias. Sin embargo, las cosas sucedieron. Cometió el error más tonto como guardaespaldas: ser descuidado.

"¡Jefe! ¡Estás aquí! Cómo está el Sr. Mu?". Un subalterno se adelantó y lo saludó justo cuando detuvo su auto.

"Él está bien. ¿El chico ya confesó?" Preguntó Lucas, su tono era relajado pero también un poco desquiciado. Estaba furioso porque anoche su gente no había llegado a la escena a tiempo.

"No, él todavía está en coma. No sabemos si está realmente inconsciente o sólo está fingiendo". El hombre respondió tímidamente mientras escudriñaba la expresión de Lucas. Ahora mismo estaba tratando de averiguar el estado de ánimo de Lucas. ¿Estaba Lucas enfadado o a punto de explotar? Solo podía decir que Lucas definitivamente no estaba de buen humor.

"¿Has pensado alguna vez en despertarlo?", Lucas se detuvo, se dio la vuelta y lanzó una mirada fría.

"Bueno... Pensamos que querías interrogarlo tú mismo", contestó el hombre de forma inconsistente. Los ojos de Lucas eran tan intimidantes que incluso hizo que su subalterno perdiera la capacidad de hablar con fluidez.

"¿Qué? ¿Es este tu primer día o... ¿Qué pasa? ¿Ni siquiera puedes manejar una cosa tan insignificante?", dijo Lucas, sus ojos se tornaron aún más fríos. Miró al subalterno como si fuera a estallar en cualquier momento.

"Lo siento jefe. Lo haremos mejor la próxima vez". El subordinado inclinó la cabeza, temiendo encontrarse con los fríos ojos de Lucas.

Lucas frunció el ceño y se sintió bastante enfurecido. Quizás él debería haberlos entrenado y disciplinado más. No podían hacer nada bien. No los había castigado por llegar tarde anoche, y ahora le crearon otro problema. ¿Fue negligente durante el proceso de contratación?

"¿Dónde está él? Llévame con él". Tenía que lograr que Paul le contara todo lo que necesitaba saber. Edward había dado la orden. Y quería terminar el trabajo antes de que Edward se despertara, así que debía hacerlo rápido.

"Está en el sótano. ¿Vas a interrogarlo ahora mismo?" Lucas no contestó, pero caminó hacia el sótano. Tal vez fue el hecho de que Edward estuviera herido lo que hizo que Lucas se mostrara más frío de lo normal.

El subalterno no se atrevió a quedarse atrás, así que se armó de valor e hizo todo lo que pudo para seguirle el ritmo a su jefe.

"Jefe". Los dos guardias dejaron de charlar y se levantaron inmediatamente al ver a Lucas. Se pusieron nerviosos cuando se percataron de su humor sombrío. Se sintieron atemorizados, sin saber lo que podría pasar.

"Despiértenlo. Si sigue en estado coma, arrójenlo a la piscina de cocodrilos

lo que ella no sabía era que Leo amaba mucho a su esposa. Ni siquiera respondió a los intentos de seducción de Yasmina y se mantuvo a una distancia apropiada de ella. Su frialdad la preocupaba tanto que lo drogó y fingió una aventura de una noche con él. Y este fue sólo el primer paso".

Paul contribuyó mucho en este primer paso. Había hecho un gran esfuerzo sólo para poner a Leo en esa cama. Aunque sabía que Leo estaba inconsciente, todavía estaba bastante nervioso porque era la primera vez que hacía algo así.

"Eres tan descarado. Continúa". Le ordenó Lucas en tono de desprecio. Había visto a Yasmina en una ocasión y sabía algo sobre ella. Por fuera, siempre se mostraba como una mujer noble. ¿Quién iba a imaginar que era tan sucia y malvada por dentro?

"Los hombres siempre serán hombres. Después de la primera noche, Leo no rechazó la segunda, ni la tercera... Empezó a tratar a Yasmina como su amante y le dio grandes sumas de dinero sin dudarlo. La generosidad de él confirmó los cálculos de Yasmina acerca de su riqueza y sus enormes activos. Así que se sentía cada día más insatisfecha y se volvió más codiciosa".

Paul escupió una bocanada de humo y se lamió los labios. Finalmente se sentía más tranquilo de lo que había estado. Al menos había dejado de temblar.

"Dale un vaso de agua", ordenó Lucas frunciendo el ceño. Se imaginó que la historia sería larga y decidió escucharla con paciencia.

"Pero Yasmina quería mucho más que ser la amante de Leo. Después de que ella se lió con él, se las arregló para divorciarse de su esposo. Su objetivo era claro: convertirse en la esposa legítima de Leo. Ella insinuó de una manera u otra que quería ser su esposa, pero Leo comenzó a evadirla después de descubrir sus intenciónes. Su sueño casi se hizo añicos".

Así fue como Yasmina decidió ponerle las manos encima a Grace. Después de todo, era más fácil tratar con las mujeres. Toda mujer, quienquiera que fuese, por mucho que pensase que podría soportar muchas cosas, nunca estaría tranquila con las aventuras extramaritales de su esposo. Y Grace no era la excepción.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top