MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 435 Un verdadero tirano (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6036

Updated: 2019-07-08 02:11


"No es muy valioso. Pero es muy importante para mí. ¡Gracias!". Después de meditar por un momento, Rocío abrió la caja. Suspiró con alivio al ver que la joya estaba completa. Era lo único que su madre le había dejado en este mundo. Por lo que ya no podía perderlo.

"Coronel, ¿está usted... bien?". Aunque había decidido no hacer preguntas sobre Edward, aún estaba preocupado por ella. Así que preguntó pero de manera indirecta.

"¡Ah! Estoy bien. ¡Colócalo en tu bolso! Tráelo a mi casa más tarde". Rocío le devolvió la caja a Marco. Aunque dijo que no era muy valiosa, era una reliquia que valía cientos de millones de dólares. Por lo que decidió no llevarla encima, ya que podría perderla de manera accidental y sería una gran pérdida. Había pasado mucho tiempo buscándola y finalmente la había encontrado. De tal manera que ya no podía permitirse ser descuidada.

"Sí. La llevaré a su casa y luego regresaré a la base militar para conseguirse el archivo". Con cuidado, Marco puso la caja de vuelta en el maletín. Debía tratarla con cuidado, ya que la Coronel dijo que era muy importante para ella.

"¿El archivo? ¿Qué archivo?", Rocío frunció el ceño levemente. ¿No pidió a Kevin que le pidiera unos días libres? ¿Por qué todavía había un archivo con el que ella debía lidiar? ¿Acaso se trataba del evento anual de selección de soldados de élite? ¿Había sido nombrada encargada de nuevo? Durante los últimos años, ella había asumido la responsabilidad de este evento. ¿Pero por qué no nombrara a otra persona para hacerlo este año? Por ejemplo, podría pedirle a Hank, quien siempre le hacía la vida imposible, para manejar el evento. Él siempre quiso participar en ello. Simplemente deja que lo haga y así sabrá lo fastidioso que es. De lo contrario, todos los años pensara que es un trabajo liviano

con la mano, se tapó la boca para así evitar llorar. Miró al cielo en un intento de que las lágrimas no cayeran de los ojos.

Esta situación le recordó la tarde cuando se conocieron hacía unos doce años. En aquel momento, Edward era un joven energético, pero ahora estaba tan débil. No pudo evitar sentir desconsuelo por eso.

Se apoyó levemente contra el enorme árbol que estaba detrás de ella. Atravesando las hojas pobladas, la luz del sol se reflejaba en su pálido y bello rostro y finalmente pudo sentir un poco de calidez.

A los ojos de muchas personas, ella debía ser fuerte como soldado que era. Sin embargo, también era una mujer. A veces podía sentirse débil y sensible. Por eso casi había estallado en llanto al escuchar las palabras de la señora Wu cuando dijo "Mi trabajo no es difícil en absoluto en comparación con la vida del Sr. Mu".

Si él no hubiera corrido rápidamente hacia ella y si no hubiera interceptado la bala, ¡ella sería la que estaría acostada en la habitación! ¡Ella era la que debería estar allí! Si ese fuera el caso, ¿él sentiría lo mismo? ¿Consumido por la culpa a causa de su grave herida? Después de todo, él no debería haber sido involucrado en esa lucha.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top