MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 438 Levanta la cara

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9445

Updated: 2019-07-09 00:02


"En efecto, de tal madre tal hija. Eres igual de hostil que tu madre". Yasmina aún recordaba cuán desesperada y envidiosa se sentía cuando conoció a Grace. Ella era tan noble, elegante y confiada. Parecía una diosa.

"¿Te encontraste a mi madre?". Rocío ignoraba sus insultos y preguntó por aquello que le llamó la atención.

Entre tanto, Leo también clavaba los ojos en Jasmine. Mientras la miraba, se confundía aún más. Quería saber la respuesta tanto como Rocío.

"No... No, no la vi. Ni siquiera la conozco". Yasmina respondió rápidamente. En el fondo, se culpaba a sí misma por haber sido tan descuidada al punto en que casi pudo ser descubierta. Debía ser más cuidadosa la próxima vez. O todos esos años de esfuerzo para enterrar ese secreto se desvanecerían de la noche a la mañana. Cabe señalar que nadie, ni siquiera Paul sabía de su encuentro con Grace.

"¿No crees que es bastante inapropiado juzgar a alguien que no conoces? ¿O esa es la clase de educación de la que tanto hablas? Mejor guárdala para ti". Rocío respondía como si tratara de tener una discusión con ellos.

"No necesito verla para saber algo sobre ella. Como te dije, de tal madre, tal hija. Eres muy grosera. Así que, ¿qué tan educada podría ser tu madre?".

Yasmina miró a Rocío con indulgencia, pero sus ojos suponían cierto desprecio en contra suya. Como sea, Debía vencer a Grace hoy, aunque fuera solo con palabras. No podía soportar ser eclipsada por ella todo el tiempo.

"Yasmina, te llamaba tía solo por Brian. Pero eso no significa que voy a soportar todo lo que hagas. No insultes a mi madre". Rocío dejó claro su punto. Y de un momento a otro, tomó por el cuello a Yasmina, lo hizo en cuestión de unos cuantos segundos. Ella era tan rápida como un relámpago.

"Cof... cof...". Yasmina abría exageradamente los ojos a causa del miedo. Sin aliento, miraba a Rocío, que lucía tan atemorizante como el mismísimo Diablo. Por primera vez en su vida, se sintió cerca de la muerte.

Leo, por otro lado, estaba pasmado de la impresión. Se encontraba completamente sorprendido. En lugar de ayudar a Yasmina, se quedó inmóvil y en silencio. Ni siquiera podía imaginarse cómo esa mujer pasó a estrangular a Yasmina en un abrir y cerrar de ojos. Pero ahí estaban. Por suerte no era una guerra real, o todos ellos ya habrían sido masacrados por la Coronel.

"Rocío, ¿pretendes ir a la cárcel?, estás en el ejército. Detente. Suéltala". En el instante en que Leo se recompuso, comenzó a gritarle como loco. Podía ver la cara de Yasmina poniendose morada. Imaginaba que realmente la podría ahorcar hasta matarla a juzgar por la fuerza que estaba usando.

"No lo olvides, puedes murmurar sobre mí todo lo que quieras, pero nunca, escúchalo bien, ¡nunca digas nada acerca de mi madre! ¡No toques mi límite!".

Decía contundentemente, mie

Jonathan decía con desdén. Lucía tan distante y atractivo a la vez. De hecho, todos los hombres de la familia Mu eran tan guapos que no importaba el carácter que tuvieran, su encanto nunca se ocultaría. Solo por su aspecto, serían insuperables, dejando de lado su riqueza inigualable. Así que a Jonathan no le importaba que otras personas dijeran que los acosaban solo por ser ricos. Era su dinero, y haría lo que quisiera con él.

Al escuchar esas palabras, Rocío se quedó estupefacta y luego profundamente conmovida. Ahora sabía lo que era tener una familia que la amaba. Significaba que no importaba qué sucediera, siempre tendría su apoyo al llegar a casa. Y que ya no tendría que pasar por momentos difíciles sola.

Pero Leo en este momento estaba bastante molesto por el hecho de que se hubiera dirigido a Jonathan como 'Papá'. Ya que a él nunca lo había llamado así, siendo su padre biológico. Sin embargo, ella era así de cercana hacia Jonathan. Tal contraste lo encolerizaba y lo hacía sentir impotente.

"No es de extrañar que seas tan revoltosa, ¡todos en tu familia son unos dementes!", Yasmina gritó. Estaba totalmente enfurecida por las engreídas palabras de Jonathan. Así que respondió sin elegir con cuidado sus palabras. Ni siquiera pensó en lo aterrador que era cuando perdía la calma.

"Gracias por sus cumplidos, eso es lo que nos hace especiales. Bien, Sr. Ouyang, es usted un hombre con un pésimo gusto. ¿Cómo es que eligió una esposa tan detestable, a una mujer con la que ningún hombre querría estar? Tengo que decir que su gusto por las mujeres es bastante peculiar. ¿Un fetiche, tal vez?". Con tan pocas palabras, le replicó brutalmente, ignorando por completo los insultos de Yasmina. De todas formas, a él nunca le importaba lo que los demás pensaran. Todo lo que le importaba era su propia comodidad. Las críticas de la gente no eran nada para él.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top