MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 441 La sala VVIP del hospital (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7588

Updated: 2019-07-09 02:22


Rocío se levantó después de haber visto la silueta de Pol desaparecer en la esquina. Se acercó a la ventana para mirar al hombre que más amaba. A pesar de que era difícil ver claramente el bello rostro de Edward desde la distancia, ella aún quería estar con él aunque fuera de esa manera. El tan solo mirarlo la emocionaba.

Rocío suspiraba antes de volverse hacia Cynthia, "Mamá, váyanse tú y papá a casa y descansen un poco. Yo me quedaré aquí y cuidaré de Edward".

"Está bien, además ya es hora de recoger a Julio de la escuela". Cynthia no se rehusó a la sugerencia de Rocío. Aunque estaba preocupada por su hijo, se sentía tranquila al saber que su nuera se quedaría en el hospital. Además, a ella también le preocupaba Jonathan. Así que estuvo de acuerdo y decidió ir por su nieto después de dos o tres horas.

"¡De acuerdo! Gracias, Mamá". Rocío se sentía culpable por no pasar tanto tiempo con su hijo últimamente, por eso agradecía la ayuda de sus suegros para recogerlo del colegio. Julio la había estado pasando con sus abuelos durante estos días, por lo que no dependía tanto de Rocío como antes.

"Vamos, estás siendo demasiado cortés, somos familia. No me lo agradezcas la próxima vez". A Cynthia no le gustaba que Rocío fuera demasiado cortés con ella, así que le decía que se sintiera cómoda cuando estuvieran juntas.

"Está bien, no lo haré la siguiente ocasión". ¿Familia? Qué hermosa palabra. A Rocío le gustaba tanto escucharla. Le parecía la palabra más cálida e inspiradora del mundo.

"Bueno, ya nos vamos, dile a Pol que te ponga algo de hielo en esa cara. Luce bastante mal, ¿quién te habrá hecho eso?, se pasó de la raya".

Cynthia negaba con la cabeza al tomar del brazo a su esposo y marcharse. No tenía idea de cuánto significaba lo que decía para Rocío. Estaba sorprendida por el afecto en las palabras de Cynthia.

Antes de que su suegra dijera eso, pensaba que tal vez no sabía cómo se había hecho el moretón. Resultaba que lo sabía desde un principio. Pero no quiso exponer la mentira de su nuera. Tan solo fingió no saberlo para que no se sintiera avergonzada. Después del amor y la atención que había sentido por parte de Jonathan, esta era la segunda vez que Rocío sentía esas consideraciones y cariño por parte de un miemb

ntras hablaban. Rocío realizaba a una sutil mueca de dolor. Pero trataba de ocultar su sufrimiento, concentrándose en la conversación.

"Estarán bien, he reorganizado mi agenda, por lo que todas mis consultas y cirugías esperarán hasta mañana. Mis colegas también me ayudarán con otros pacientes". Pol se recostó para ponerse más cómodo en la silla, mientras respondía sus preguntas. Estaba preocupado de que Edward pudiera sufrir complicaciones, por lo que había postergado nuevas cirugías con anticipación para evitar el dilema de tener que elegir entre diferentes pacientes.

"Entonces estarás demasiado ocupado mañana". Rocío sentía pena por las molestias que le ocasionaba a Pol. Sabía que él lo hacía por Edward. La amistad entre ellos dos era tan grande que a Rocío le resultaba difícil entenderla por completo. Los dos hombres se veían como hermanos. Si alguno de ellos resultara herido, el otro demostraría un gran amor y cuidado.

"Puede ser, pero puedo manejarlo". Pol levantaba la mano, frunciendo el ceño después de mirar la hora en su reloj. Pero no reaccionó a sus preocupaciones en absoluto, pues no quería inquietar a Rocío. Según sus predicciones, Edward se despertaría doce horas después de la cirugía. Ese diagnóstico ya tenía en cuenta los factores inesperados. En casos normales, su amigo se despertaría en unas ocho o diez horas. '¿Qué sucede? ¿Será por la complicación que Edward tuvo esta mañana? ¿Es por eso que aún no se ha despertado?'. Pol reflexionaba sobre posibles respuestas.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top