MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 443 Otros 500 millones.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9282

Updated: 2019-07-09 18:13


"Me encontré con algunos bandidos", bromeó Rocío, lo cual era raro. Como la habían golpeado por defenderse, no veía la diferencia entre los Ouyang y los bandidos. Se sentía como si hubiera sido atacada por unos criminales.

"¡Qué! ¿Bandidos? Si pueden lastimarle a plena luz del día, deben ser buenos". Marco podía ser listo a veces, pero era demasiado ingenuo. Como nunca antes había visto bromear a Rocío, tomó sus palabras muy en serio y sin cuestionarlas.

Rocío contrajo su boca con resignación. No esperaba que Marco tomara su broma en serio. Por primera vez, se sintió derrotada por él.

"¡Rocío, este soldado tuyo es graciosísimo!". Era la primera vez que Pol sonreía desde que Edward había sido herido. Nadie en su círculo era tan sencillo como Marco.

"Lo siento por eso", le sonrió Rocío. Le resultaba difícil creer que Marco no podía diferenciar una broma de un comentario serio.

"Coronel, ¿dije algo malo?". Al escuchar el comentario de Pol, Marco se sonrojó de vergüenza.

"No, no es nada. ¿Me trajiste el archivo?". Rocío respiró profundo, tuvo que aceptar a Marco por lo que era. Su ingenuidad no necesariamente tenía que ser una desventaja.

"Sí, lo traje. ¿Lo quiere ahora?". Marco se movió para sacar el archivo de su maletín.

"No. Dámelo más tarde". Aunque Rocío estaba segura de que Pol no estaría interesado en el archivo, los documentos militares eran confidenciales. A pesar de confiar en Pol, tenía que ser responsable y respetar las reglas, que eran fundamentales en el código de conducta de un oficial militar.

"Dr. Pol, el paciente está estable, ¿lo trasladamos a la sala de VVIP?". Un paramédico vino a preguntarle.

"Bueno. Espera hasta que haya revisado sus signos vitales de nuevo". Pol se puso de pie y se fue con el personal. Rocío estaba emocionada al escuchar las buenas noticias.

El traslado fue un procedimiento sencillo que duró menos de 20 minutos. Ahora que Rocío podía estar cerca de Edward de nuevo, sus ojos se humedecieron con lágrimas.

Ella extendió su mano y, tomando la de él, la puso en sus palmas, mientras su corazón aceleraba. Sin el respirador, pudo ver el rostro de Edward nuevamente. Al mirarlo con afecto, se sintió abrumada de gratitud y felicidad. Se sentía como si hubiera estado separada de él por siglos.

"Rocío, Edward podrá despertar en dos o tres horas, así que no te preocupes demasiado. Estaré en mi oficina. Ven a verme si necesitas algo", le habló Pol en voz baja, quitándose el estetoscopio de las orejas. No tenía el corazón para perturbar su felicidad en ese momento, pero esperaba poder aliviar sus preocupaciones.

"Ok. Gracias. Vuelve a tu trabajo", contestó Rocío, agarrando firmemente la mano de Edward.

"Si Edward se despierta, házmelo saber. Le haré un examen completo".

a otros 500 millones? Aún no había descubierto la historia detrás de los primeros 500 millones. Ahora, había otros 500 millones. De repente, sintió que valía mucho. Parecía valer 500 millones en todos los sentidos.

Se volvió para mirar a Edward, que estaba inconsciente. De repente, se sintió como si se fuera algo lejano, y ya no lo conocía. Se preguntaba cómo era su mundo. La forma en que gastó 500 millones con una simple firma de su pluma le dio mucha presión. El dinero parecía ser una montaña imposible entre ellos. Era como un obstáculo que nunca podría superar.

Ella sabía que el ejército estaba considerando comprar un lote de armas militares. No esperaba que Edward fuera el patrocinador. Debió haberlo hecho por ella, porque sabía que asociarse con el ejército no encajaba con la filosofía empresarial de Edward.

¡Jesús! Rocío dejó escapar un profundo suspiro, y de repente se sintió deprimida. Ahora sabía por qué el comandante quería que ella viera el archivo. Porque los 500 millones fue decisión de Edward. Pero el ejército se había pasado de la raya al mencionarlo en ese momento. ¿Cómo podían hacerle pensar en tales asuntos cuando su esposo aún estaba en coma? ¿No sabían sus superiores lo que había pasado la noche anterior? Incluso si el ejército no lo sabía, el Comandante definitivamente sí. Kevin debió haberle informado.

Rocío se sentó en el sofá, sumida en sus pensamientos. Además de la firma de Edward, el archivo incluía un informe detallado que ella escribió sobre el rendimiento de los nuevos tipos de armas y cómo se comparaban con productos similares. Parecía que había tomado la decisión correcta al pedirle a Marco que fuera a buscar su portátil, era como si ella pudiera prever lo que se avecinaba. No pudo evitar preguntarse cuántas cosas le estaba ocultando Edward. ¿Para qué fue este gran patrocinio?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top