MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 447 Amo la nueva versión de ti (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6494

Updated: 2019-07-10 00:45


"Cariño, ¿estás coqueteando conmigo? ¿O crees que no me atrevería a alimentarte con mi boca?". Rocío levantó sus cejas y le dio a Edward una sonrisa seductora y coqueta. Sin embargo, Edward se estremeció con horror de repente, ya que Rocío nunca había sonreído así antes. ¿Qué le había sucedido? ¿Era ella realmente? Edward de repente tuvo un mal presentimiento sobre lo que su esposa pensaba hacerle. ¿Estaba planeando torturarlo? No sabía qué pensar. Desde que se despertó, todo acerca de Rocío había sido muy extraño. Incluso se preguntó si se había despertado en un universo paralelo donde existía una hermana gemela seductora y malvada de Rocío.

"Bien, bien. ¿Te atreverás o no? Estoy realmente curioso". Tal vez fue porque perdió demasiada sangre, y acababa de pasar por una larga cirugía y estuvo inconsciente por varias horas. Edward no se había recuperado por completo y tampoco había recuperado su energía. Después de discutir con Pol y hablar con Rocío, se sintió cansado y con sueño otra vez. Pero quería hablar con su esposa, burlarse de ella y ver el rubor en sus mejillas, especialmente porque estuvo a punto de morir. Ahora apreciaba cada momento que podía tener con su amada, así que trató de mantenerse despierto.

Algo indecisa, Rocío miró entre Edward y el vaso de agua que sostenía en sus manos. Se mordió el labio por un rato y finalmente se decidió. Tomó un pequeño sorbo de agua, y con un toque coqueto en sus ojos, se inclinó hacia adelante para presionar sus labios sobre los de Edward, y luego le dio el agua tibia de su boca. Incluso lamió sus labios de forma traviesa con la punta de su lengua antes de sentarse con una sonrisa.

Su repentina y atrevida acción con una obvia provocación sorprendió a Edward. Jadeando fuertemente en shock, Edward se quedó pasmado por un momento e incluso se olvidó de devolverle el beso como siempre lo hacía. ¿Estaba coqueteando con él? Con esa sonrisa tan dulce en su boca, Roc

ra un soldado y debía obedecer las órdenes como su ayudante. Así que se deshizo de las ideas en su mente rápidamente e informó a su superior. Cuando vio que Edward los miraba, también lo saludó.

"Gracias, Marco". Edward trató de contener las ganas de explotar en risas. Le divertía ver a Rocío perder el control frente a su subordinado por una vez. Ella siempre fue fría e indiferente en el ejército, tal vez deberían saber que en realidad tenía muchas caras, además de la de "la instructora del diablo". Ella podía ser agradable y gentil en la intimidad.

"Coronel, aquí está su computadora portátil", Marco le entregó la computadora, mientras la miraba con un toque de curiosidad parpadeando en sus ojos. Estaba inseguro porque realmente quería decir algo, pero temía que Rocío se enojara por lo que iba a decir.

"¿Tienes algo más que decirme? Solo dilo de una vez", Rocío miró a Marco y dijo tranquilamente. Ella lo conocía bien. Sabía que él se aferraría al asunto todo el tiempo que pudiera imaginarse, hasta que obtuviera alguna respuesta. A juzgar por su aspecto, tenía algo que decir en ese momento. Rocío vio su vacilación y decidió ahorrarle algo de tiempo pidiéndole que lo dijera en voz alta, en caso de que lo guardara para sí mismo durante demasiado tiempo y se deprimiera.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top