MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 448 Amo la nueva versión de ti (Tercera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6593

Updated: 2019-07-10 07:17


"Bueno, no es nada, pero... Coronel, ¿usted también está enferma?". Marco dudó por un instante y, finalmente, dijo lo que pensaba. Lo que había presenciado era demasiado impactante para creerlo. ¿Era la coronel Rocío la mujer con una sonrisa astuta, pero tímida, la que besaba a Edward apasionadamente y quien era conocida por su indiferencia y frialdad en el ejército? Si no fuera por el hecho de que Marco la vio con sus propios ojos, nunca lo creería. En realidad, todavía lo dudaba.

"¿Por qué? ¿Qué quieres decir?". Rocío tomó la computadora portátil y la puso en la mesa cercana. Al escuchar la pregunta de Marco, se dio la vuelta y preguntó con una mirada confundida, no sabía qué quería decir Marco ni por qué él de repente pensaría que ella estaba enferma.

"Porque está actuando de manera extraña. Quiero decir, no es la misma o lo que haría habitualmente. He sido su asistente durante muchos años y nunca la había visto así. Así que creo que quizás también esté gravemente enferma, de manera que afectara su comportamiento, lo que probablemente explique por qué no es usted misma y se comporta de forma extraña", Marco dijo discretamente mientras le lanzaba una mirada nerviosa a Rocío. Aunque estaba diciendo la verdad, temía que ella se molestara y le diera una patada. Él no podía atacar a su superior, por lo que sería mejor que se preparara para una buena defensa personal.

"¡Jajajaja!", Edward no pudo evitar estallar a carcajadas, pero pronto fue interrumpido por una tos violenta. El hombre en la cama realmente se divirtió con Marco y sus palabras exageradas. Sin embargo, se reía tan fuerte que se rasgó la herida. De repente, sintió un dolor agudo que venía de la zona del pecho y un sudor frío comenzó a formarse en su frente mientras tosía y jadeaba fuertemente.

"¿Estás bien? ¿Cómo te sientes? ¿Duele?". Por más que a Rocío le molestara que Edward se estuviera regodeando secretamente con ella, se puso nerviosa cuando lo escuchó toser y lo vi

lgo ridículo para mentirle a alguien tan sencillo y honesto como Marco, quien parecía estar convencido de la historia de su Coronel. Eso fue bastante impresionante.

"¿Por qué me miras así?". Rocío apartó la mirada nerviosa para evitar el contacto visual con él. Actuó con la calma que podía fingir, pero, en el fondo, estaba maldiciendo a Marco en silencio por un millón de veces. ¡Ojalá estuvieran en la base del ejército ahora mismo! Ella, definitivamente, lo castigaría y lo obligaría a hacer todos los programas de entrenamiento para hacerle recordar de qué lado estaba. Rocío pensó que esa podría ser la única forma en que Marco aprendiera su lección, mantener la boca cerrada y ponerse del lado de Rocío la próxima vez.

"¿No crees que me debes una explicación? ¿O piensas que realmente creo que te topaste con algunos bandidos en un hospital bien equipado con guardias de seguridad? Marco es un hombre honrado e inocente, él puede creer en tu historia, pero yo no soy tan tonto. ¿Crees que puedes engañarme con esa pobre explicación?". Edward no tenía intención de abandonar el tema. Tenía que averiguar quién sería tan audaz e ignorante y desesperadamente cortejaría a su propia muerte al atacar a su amada esposa. Una vez que descubriera quién era el culpable, a Edward no le importaría acabar con él.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top