MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 452 Una pareja cruel (primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6008

Updated: 2019-07-11 00:13


"No. Conociéndote, no creo que me estés alabando. Dime, ¿qué es lo que quieres decir? Si no le tendré que pedir a Rocío que me preste su revólver, y no te miento cuando te digo que la tentación es grande. Y entonces te quiero ver coqueteando con las chicas, con un agujero en el medio del pecho".

¿Quién era Belén Shangguan realmente? Todos sabían que era una inteligente mujer de negocios. Más de algún talento tenía que tener para poder manejar tan bien el YS Group. Después de que asumiera el liderazgo del grupo, nunca más volvieron a perder dinero. Al contrario, las ganancias aumentaron como nunca había ocurrido en el pasado. Para el común de los mortales era una tarea difícil, así que era casi imposible engañarla.

"¡Dispararme! ¡No seas tan dura conmigo! ¡Estoy diciendo la verdad! ¿Por qué ahora la gente duda cuando se les dice la verdad? ¿Será que todo el mundo sufre de delirio de persecución? A pesar de que el mundo esté tan mal, no pierdas lo más hermoso de esta vida, la confianza, Y para que te quede bien claro, no soy yo quien coqueteo con las chicas. Son ellas las que coquetean conmigo, ¿entendido?".

Daniel entró el mentón, encorvando los hombros, intentando protegerse, como si realmente creyera que ella fuera a dispararle. Sabía que esta mujer podía ser violenta. Todavía recordaba la bofetada que le había dado a Samuel, un hombre que parecía tan impasible. También sabía que no era para nada una mujer sencilla. Para una mayor seguridad, pensó que lo mejor era mantener una cierta distancia y así evitar ser desfigurado. ¡Ella tenía la mano pesada cuando pegaba! ¡Diablos! Sólo había que ver la cara hinchada de Rocío para saber lo que una marca roja demoraría en desaparecer.

"Vete al infierno. No busques malditas excusas. Sé que por mucho que pronuncies lind

cómo los ojos azules de su padre lo miraba. No pudo evitar intentar subirse a la cama para tirarse encima de él. Por suerte, Rocío tenía ojos de águila. Inmediatamente abrazó a Julio para detenerlo. De lo contrario, los puntos de sutura se hubieran podido abrir por la falta de cuidado de Julio, y el pobre Edward hubiera tenido que aguantar mientras que le volvían a coser los puntos.

"Julio, ¿qué estás haciendo? ¿No sabes que papá se lastimó y aún está débil?". Rocío se puso seria. Si no detenía a Julio inmediatamente, las heridas de Edward podrían abrirse de nuevo. De ser así, nadie sabía lo que podía pasar, ni qué tipo de complicaciones podía haber. Durante las últimas veinte horas, había presenciado demasiados accidentes y no podía estar serena, a pesar de ser una fuerte soldado. Así que fue más severa que de costumbre.

"Lo siento, mami. Es que estaba tan feliz de poder ver a papá despierto. Por eso que recién cometí un error tan terrible. No te enojes conmigo, ¿bueno?", Julio se mordió el labio. Estaba bastante triste por los gritos de su mamá. Pero sabía que se había equivocado. Así que aguantó y no lloró. En cambio, bajó la cabeza y siguió pidiéndole disculpas a Rocío.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top