MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 462 Un golpe inesperado (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5654

Updated: 2019-07-12 21:32


"Señor Mu, ¿cómo puedo ayudarle? ¿Está bien? ¿Pasa algo?", preguntó la enfermera en voz baja. Porque Edward puso su dedo índice frente a su boca para indicarle que no hiciera ruido.

"Estoy bien, llame al director por favor. Necesito verlo. Gracias", dijo Edward, también en voz baja. Actuó con mucha cortesía y no fue nada pretencioso.

"¿Necesita ver al director? Desafortunadamente está fuera de turno. No suele quedarse aquí. Pero ya que lo ha solicitado, iré a su oficina para ver si acaso está allí". La enfermera abandonó la habitación en cuanto terminó de hablar. Sabía que normalmente el director no venía al hospital, a menos que se presentaran circunstancias extraordinarias. Se preguntó si el Sr. Mu era uno de esos casos especiales.

Edward no estaba preocupado por la ausencia de Pol. Porque sabía que mientras él estuviera allí, su amigo no se atrevería a irse a dormir a casa. Porque le tomaría más tiempo venir desde su casa que desde su oficina. Así que Edward dio por hecho que Pol se quedaría en el hospital toda la noche por si lo necesitaba en cualquier momento. Era más seguro de esa forma. Justo como ahora, que necesitaba a su médico. Aunque no sabía cuánto tiempo había dormido, Rocío había caído rendida y tenía cara de cansancio, por lo que Edward estaba seguro de que era ya más de medianoche cuando su esposa cerró los ojos.

Tal y como Edward suponía, Pol no se había ido a casa después de haber curado la cara de Rocío, pues durmió en la sala de su oficina. Ya que Edward era un paciente tan distinguido en el hospital, tuvo que ahorrar su energía y estar preparado para que lo llamara en cualquier momento. De lo contrario, no podría asegurar que su hospi

efensiva, tenía un sueño muy ligero. Una razón podía ser que el tiroteo la había dejado sin energía, y otra podía ser que no había descansado bien, preocupándose por Edward cuando él aún estaba en coma. Cuando Edward se despertó, súbitamente se sintió aliviada, por lo que ahora podía dormir profundamente. Por fin podía compensar el descanso que tanta falta le había hecho.

"Para ti es fácil decirlo, porque no eres quien la molestaría. Si me golpea con fuerza, será tu culpa". Pol miró a Edward de forma seria mientras se acercaba a Rocío con paso lento. Lo estaba haciendo de forma nerviosa como si se estuviera sacrificando al hacerse cargo de lo más complicado.

"De acuerdo, te garantizo que no pasará nada". Edward tenía una sonrisa un tanto pícara. Era imposible predecir cómo reaccionaría Rocío cuando alguien la tocaba. Edward lo pagaría si se había equivocado acerca de ello. Pol se vengaría cuando le tuviera que hacer la revisión. Tal vez cuando le tomara la temperatura, colocando el termómetro en un lugar muy incómodo... Pol era médico y tenía muchas formas de lidiar con Edward ahora que no podía moverse.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top