MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 469 Los sentimientos de Kevin hacia Rocío (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7137

Updated: 2019-07-14 00:12


ʺBien, ya regresó. ¡Ahora puedes preguntarle tú mismo!ʺ, dijo Edward cuando vio que Rocío había regresado. Sus ojos emanaban un brillo de energía y emoción.

ʺ¿Qué me van a preguntar?ʺ, Rocío le preguntó a su esposo, mientas le levantaba la cabecera de la cama a unos 45 grados; acababa de confirmar con la enfermera que a esa elevación la herida no recibiría presión. Así que tan pronto regresó a la habitación, acomodó la cabecera para hacer que Edward se sintiera mejor al sentarse por un rato.

ʺ¡Oh! Nada, Coronel. El clima está muy agradable hoy, ¿verdad?ʺ, dijo Marco frunciendo el ceño, al darse cuenta de lo astuto que había sido el Sr. Mu. No solo no le había dado una respuesta, sino que pretendió que se metiera en un problema con la Coronel. ¡Lo podría castigar a correr un maratón! Marco era honesto, eso es verdad. ¡Pero no era tan tonto como para mencionarle el hecho de que acababa de chocarla al entrar sin mirar! Pues no quería meterse en problemas.

ʺSí, el clima está muy agradable. ¿Por qué estás diciendo cosas sin sentido? El clima en otoño siempre es bueno. ¡Qué pregunta tan tonta!", contestó Rocío, frunciendo ligeramente el ceño y lanzándole una mirada fulminante. Luego comenzó a recoger sus documentos y su computadora. Ya tenía todo listo, lo único que tenía que hacer al llegar a la oficina era imprimir el archivo.

ʺ¡Sí, tiene razón! ¿Vamos a ir a la base militar ahora mismo?ʺ. Marco se quedó sin habla después de escuchar las palabras de Rocío. Se acarició el pelo con torpeza y sonrió con amabilidad.

ʺEspera un momento, no hay prisaʺ. Rocío no podía sentirse tranquila dejando a su esposo solo en el hospital; no quería irse antes de que alguien se quedara a cargo.

ʺCariño, ¿vas a ir a la base militar hoy?ʺ, los ojos de Edward lucían sombríos, pero no mostró ningún signo de descontento. Se había casado con una soldado y eso a menudo le provocaba una sensación agridulce, puesto que su esposa no siempre podía estar a su lado, incluso en ese momento cuando él se encontraba herido. Sin embargo, Edward mantendría su promesa de que nunca se interpondría en su trabajo, sin importar lo qu

archivo; en su lugar, únicamente le preguntó a Rocío su opinión acerca de la fuga del traficante de armas, así como del tiroteo posterior.

"No creo que mi opinión importe mucho en este caso. De cualquier manera, ya pasó. Lo realmente importante es esperar para ver si reconocen su error y cómo vamos a enfrentar estos acontecimientos posteriormente. No soy yo quien deba emitir un juicio, ¿está de acuerdo?ʺ.

A Rocío no le agradaba señalar los errores de otras personas. Otra razón por la que eligió ser generosa con sus palabras fue porque su esposo se estaba recuperando; de lo contrario, no habría actuado con tanta calma.

ʺSe lo informé a los superiores el día de ayer. Ya que no deseas opinar al respecto, ¡esperemos su veredicto! Kevin, ¿has terminado con el seguimiento?ʺ.

ʺ¡Sí! Ya casi termino, han enviado a un par de policías como apoyo, de tal forma que todo va bien. La Coronel Ouyang manejó la situación de la mejor manera, por lo que ningún otro vehículo se vio involucrado, y tampoco hubo fallas. El campo de fuego estaba relativamente lejos, por lo que no se creó pánico en los alrededoresʺ.

La voz de Kevin sonaba un tanto ronca. El trabajo continuo lo había agotado un poco, aun así, fue capaz de realizarlo. Había pasado toda la noche sentado documentando todo el proceso en un lenguaje formal. Lo único que tenía que hacer era pedirle a Rocío algunos detalles y agregarlos a su documento.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top