MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 474 La invitación de Clara (Segunda Parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5936

Updated: 2019-07-16 00:02


Rocío soltó un resoplido de disgusto, y luego sonrió con desdén. 'Clara Ouyang, ¡sé qué tipo de trucos estás planeando jugar! ¿Has descubierto algunas artimañas nuevas? Deja de quejarte diciendo que te he acosado. Eres buena mintiendo sin importar a quién, al igual que tu madre'.

"'Puesta del Sol'. Te veré allá", dijo Clara y colgó inmediatamente después de terminar sus palabras. Agarró el pintalabios y se lo aplicó con cuidado para hacer que sus labios luzcan más hermosos. Luego, terminó de maquillarse con gran satisfacción. Mientras tanto, una sensación de ignorancia surgió en su corazón. 'Rocío Ouyang, todavía eres tan inocente. No puedes controlar tu temperamento mientras te irriten, ¿verdad? Realmente eres una soldado tan estúpida. No puedes soportarlo cuando alguien te calumnia. ¡Por eso eres patética! Tengo curiosidad por lo que una coronel puede hacer en el ejército. Tú lo valoras tanto'.

"¡Marco, vamos a otro lugar! 'Puesta del Sol', ¿sabes dónde está?", preguntó Rocío y bajó la mano con la que sostenía el teléfono. Lo hizo con un leve ceño fruncido.

"Coronel, no hay problema. Aun si no lo supiera, tenemos el GPS", respondió Marco y giró bruscamente el volante. En un principio se dirigían al hospital, pero después de eso cambiaron el rumbo.

"¡Sí! No necesitas apresurarte. Conduce lento, no tenemos prisa". A Edward no le gustaba llegar demasiado pronto a una cita. Como su esposa, se suponía que debía tener las mismas costumbres, ¿no? ¡Qué la espere Clara! Porque no tenía ninguna prisa por ver a alguien que odiaba.

"Está bien. Coronel, ¿va a darle una lección a alguien?", preguntó Marco y la observó a través del espejo retrovisor en el automóvil mientras conducía de manera constante. Dedujo que la mujer que la llamó debería ser a

avergonzarla!

"¡Mmm! ¿Cómo podría ser posible que la esposa de un CEO nunca haya estado en un lugar como este? ¿Crees que lo creeré?", dijo Clara y miró enfadada a Rocío, que estaba sentada frente a ella. Se veía tan natural y elegante. Clara la odiaba tanto que no podía esperar para darle una bofetada en la cara para comprimir su confianza. Realmente había querido verla avergonzada al principio, pero no esperaba que fuera con el uniforme militar. Rocío no estaba avergonzada en absoluto. En cambio, le robó toda la atención. Clara estaba extremadamente molesta por eso.

"¡Vamos! No me importa si lo crees o no. Creo que no fijaste una hora para la cita por teléfono, ¿verdad?", se burló Rocío. Luego, señaló el café y le dijo al camarero: "¿Me traería una taza de café Costa? Gracias".

"¿Acaso vives en los suburbios? Pasaste casi una hora conduciendo hasta aquí. Es un viaje de sólo 10 minutos en coche". Pensaba que Rocío no sabía mucho sobre café, pero había pedido una taza de café Costa, el cual era uno de los mejores. Sabía suave con un ácido relativamente alto y un aroma atractivo. Era bastante popular en la clase alta. El café que eligió era para los ricos.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top