MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 475 ¡Cállate! (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6637

Updated: 2019-07-16 00:12


ʺAunque no vivo en los suburbios, trabajo en la base militar, la cual se encuentra bastante lejos de aquí. ¿Tienes algún problema con eso?ʺ, dijo Rocío, entrecerrando los ojos mientras observaba a Clara. Ese día llevaba puesto su uniforme militar, y se paraba erguida, como debía hacerlo todo buen soldado; lucía llena de vida y sin rastro de languidez en su imagen.

ʺEstá bien, te lo diré; solo quiero saber por qué causaste problemas entre mis padres. ¿Aún deseas regresar a nuestra casa? ¿Crees que es eso posible?ʺ, dijo Clara mientras jugaba con la taza que tenía en la mano y miraba a Rocío de una forma agresiva y llena de desprecio, pues la odiaba hasta la médula. ¿Por qué había sido tan bendecida ella? ¿Por qué conseguía tan fácilmente todas las cosas buenas del mundo? Para comenzar, Rocío había nacido en una buena familia, luego se casó con un hombre guapo y se convirtió en la madre de un niño adorable, pero lo que más le irritaba a Clara era que había obtenido el rango de Coronel a muy temprana edad. Todo eso era algo que ella no podría obtener, ni siquiera trabajando duro y luchando durante toda su vida, mientras que su hermanastra lo había conseguido tan fácilmente como si todo estuviera al alcance de su mano. ¿Cómo podía evitar sentir envidia, celos y odio?

ʺ¿Tu casa? ¡Claro! ¡Soy Coronel, por supuesto que no echo de menos ese lugar tan sucio! ¿Por qué crees que me gustaría regresar ahí?ʺ, dijo Rocío con aparente facilidad, pero en realidad, su corazón experimentó mucha tristeza. Clara dijo "mis padres", ¡sí!, desde el momento en que ella y Yasmina entraron en la casa de Rocío, el padre de Rocío se había convertido en el padre de Clara, también. Rocío no podía recordar un solo momento en que pudiera sentir el amor de su padre desde que ellas había llegado, de tal forma que Clara tenía razón; era culpa de Rocío por aferrarse a su infancia como un dulce recuerdo, a pesar de que la relación con su familia había llegado a ese punto de desesperanza.

o, Rocío se levantó de su silla y caminó al otro lado la mesa; sus tiernos dedos sujetaron firmemente la mandíbula de Clara, y sus ojos la miraban ferozmente.

ʺRocío, ¿qué estás haciendo? ¿Me vas a dar una paliza aquí? ¿No te da miedo ser castigada por el ejército?ʺ, preguntó Clara al notar la mirada siniestra en el rostro de Rocío. Estaba sumamente asustada pues no podía creer que la mujer cruel que tenía delante de ella era la misma Rocío que conocía; la criada débil y vulnerable de su casa. La sensación de horror era indescriptible, pues Rocío parecía Sura, el dios maligno del infierno.

ʺ¿Castigada por el ejército? Soy una Coronel, ¿crees que alguien te creerá? ¿Crees que me castigarán porque golpeé a una mujer que insultó a una oficial militar? ¿Qué harás si te envío a la cárcel hoy mismo? Sin mencionar que justo aquí podría darte tu merecido, así que será mejor que cuides tu boca malvada y viciosa, o en cualquier momento sentirás una bala en tu cabeza. ¡Me das asco!".

Indudablemente la actitud de Rocío había sido imperiosa, pero motivos le sobraban para actuar de esa manera con su hermanastra. Si Rocío realmente se hubiera convertido en una mujer despiadada, sería muy fácil deshacerse de Clara; todo dependía de que la coronel estuviera dispuesta a ensuciarse las nobles manos para hacerlo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top