MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 479 La princesa de la familia Ouyang (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6377

Updated: 2019-07-17 13:54


ʺ¿Íntimo? ¡Por su puesto qué no! Solo hay una razón para tener una mente tan sucia; tienen serios problemas para entender lo que los demás dicen. Al parecer estamos en diferentes niveles cognitivos, y soy mucho más inteligente que ustedesʺ.

Brian había vivido en el extranjero y no había regresado al país por mucho tiempo, por lo tanto no conocía a esas dos mujeres tan agresivas. Nunca dudaría en defender a Rocío; bastaba con que alguien hablara mal de ella; sin importar quién fuera, o cuán poderosa fuera su familia, él siempre estaría del lado de su hermana y la defendería. Para Brian su hermana era la persona más importante del mundo.

ʺ¡Hey chico! ¿Es esa la educación familiar que reciben los Ouyang? Cuida tus modales. ¿Cómo puedes ser tan grosero al hablar con gente mayor que tú?ʺ. A Coco le disgustaba la sonrisa franca de Brian, además, lo odiaba porque él acababa de cuestionar su inteligencia, y no lo soportaba porque nunca se le dio bien estudiar, de lo contrario, no hubiera dejado la universidad para ser actriz. Ese era un tema muy sensible para ella.

ʺCoronel, el señor Mu le llamaʺ. Justo en el momento en que Brian estaba a punto de responderles, Marco entró y le entregó el teléfono a Rocío, de una forma muy respetuosa.

ʺ¡Hola! Soy yo, Rocíoʺ. Rocío creía firmemente que era difícil saber por las modales de alguien la educación familiar que había recibido. Las palabras no eran suficiente, ya que según ella, las acciones hablaban más que cualquier otra cosa. Así que solía hacer oídos sordos a lo dicho por Paula y Coco.

ʺCariño, ¿estás muy ocupada?ʺ. Edward había estado esperando por mucho tiempo a su esposa, pero no la había podido ver, así que le pidió el teléfono a Lucas e hizo la llamada. No tenía la intención de interrumpirla, simplemente estaba un poco preocupado.

ʺSí, un poquito. Pero ya estoy de vuelta en la ciudad. ¿Te sientes bien?ʺ, dijo Rocío, fru

él impidió que abofeteara a Rocío, y se suponía que debía hacer lo mismo esta vez. Aunque no conocía la historia entre el Sr. Mu y Paula, él nunca permitiría que le hiciera daño a su Coronel.

ʺ¡Tú otra vez! ¿Acaso eres su perro? ¿Por qué siempre la sigues?ʺ. Paula solo se había concentrado en las palabras ʺEl señor. Mu la llamaʺ, cuando Marco entró, pero no había prestado mucha atención a otros detalles. Al verlo de pie, frente a ella, lo reconoció como el hombre que le había agarrado la mano cuando estuvo a punto de abofetear a Rocío.

ʺLo siento, no soy perro, ¡soy dragón!, pero qué amable de tu parte preguntar por mi signo zodiaco. Y para su información, soy el oficial acompañante de la Coronel, o sea, su guardaespaldas. Estoy a cargo de su vida diaria y de su seguridad, por lo tanto, siempre la sigoʺ, Marcos explicó de una manera muy seria. Sus palabras, junto con su expresión graciosa fueron muy divertidas. Si no estuvieran en el lugar equivocado y en el momento equivocado, Brian se hubiera echado a reír ante lo que estaba presenciando. Marco parecía ser un hombre de buen corazón, pero en ese momento su intención era insultar a Paula, pues lo que dijo había sido intencionalmente irónico. ¡Se había burlado de ella sin usar una sola palabrota!

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top