MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 480 Tengo un arma y no dudaré en usarla (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9031

Updated: 2019-07-17 22:48


"Señorita Lin, no debe preocuparse por mi marido. ¡Mejor cuídese usted! Después de todo, está embarazada, ¿cierto? Vamos, Marco". Rocío se marchó sin dudar tan pronto como terminó de hablar. Se veía extremadamente atractiva con su uniforme militar verde oliva mientras caminaba hacia la salida de la cafetería. Era sumamente alta, delgada y con un cuerpo muy bello. Pero su rostro era frío y solemne. Parecía demasiado majestuosa y distante como para recibir la atención de cualquiera.

"Ten cuidado. La próxima vez que te escuche insultando a nuestra Coronel, no te escaparás tan fácilmente. Tengo un arma, y no dudaré en usarla". Aunque Marco aún parecía solo un chiquillo, hacía todo lo posible para hablar tan maduro como uno de sus superiores. Sentiría desprecio por sí mismo si se comportara de otra forma frente a esa arrogante mujer. Tan pronto como Marco terminó de hablar, se apresuró para alcanzar a Rocío. ¡No le importaba quién era Paula Lin o lo que fuera capaz de hacer! Marco respetaba mucho a Rocío. Estaba dispuesto a defenderla y a luchar por ella, se transformaría en una fiera frente a aquellos que trataran de lastimarla.

"Clara, discutiremos esto en casa. Esta vez sí me vas a escuchar". Brian volteó a ver a las chicas antes de mirar a Clara. Luego se dio la vuelta y se marchó sin dudarlo.

Paula se mordía el labio con furia, y apretaba sus puños fuertemente. Cuando pensaba en la arrogancia de Rocío, sentía un fuerte deseo de destrozarla. Todos le habían advertido y amenazado, en apoyo a Rocio. Odiaba esa sensación. Paula se preguntaba si ella sería la ingenua en la opinión de todos. Incluso un joven soldado se había atrevido a insultarla y amenazarla. ¿Quién diablos se pensaba que era? Paula no soportaría más de esta humillación. ¡Tenía que pelear y tomar venganza! '¡Sólo espera y verás!', se dijo a sí misma, 'Nunca olvidaré lo que ha sucedido hoy. Eres tú la que me ha humillado hasta el hartazgo. ¡Solo tú! Nunca olvidaré lo que me has hecho ¡Y llegará el día en que me tendrás que pagar todas las que me has hecho!'.

"¿Eso es todo?", Coco le preguntaba a Paula frunciendo el ceño. Ella la conocía muy bien. Era imposible que Paula se aguantara cualquier tipo de deshonra. Ojo por ojo, esa era su filosofía de vida. Haría todo lo posible por vengarse de la vergüenza que acababa de pasar. Y nunca fallaba al poner en práctica esa filosofía. La única diferencia era cómo lo hacía.

"¿Pero qué podemos hacer? ¿Tienes una mejor idea para deshonrarla? ¿Que no ves que tiene un guardaespaldas que la protegerá? ¿Realmente crees que tendremos la oportunidad de derrotar a una Coronel bien entrenada, incluso sin ese guardaespaldas?". Paula puso los ojos en blanco

ex novias de Edward?

"¿Fue por Edward?". Brian preguntaba curiosamente. Pelear por un hombre era la causa más común de la enemistad entre mujeres. Edward era encantador y nacido en una familia adinerada. Así que Brian creía que muchas mujeres estarían dispuestas a competir por su amor, comprendía a la perfección por qué esa mujer odiaba tanto a Rocío.

"¡Solo olvídalo! Son sus exnovias. Lo que sea que haya pasado entre ellas y Edward, ya no existe más. No quiero perder tiempo y energía con cosas que ya pasaron. No significa nada para mí. El futuro es lo único que me interesa. Obsesionarme con el pasado no me ayudará a construir un futuro mejor". Rocío no quería que su hermanito supiera sobre su triste pasado. Incluso ella misma se sentía avergonzada de eso. ¿Qué pasaría si Brian lo supiera? Él siempre trataba de protegerla. ¿Podría él mantener la calma luego de saber sobre su turbio pasado? Rocío, por su propio bien, no quería tener problemas.

"De acuerdo, miremos hacia el futuro. Lo que fue ya no tiene nada que ver con nosotros. Ahora lo importante es, ¿a dónde vamos?". La pregunta se le ocurrió repentinamente al joven cuando ya estaban lejos de la cafetería.

"Al hospital. Edward está herido". Rocío confiaba mucho en Brian. No tenía intención de ocultarle lo ocurrido con su esposo. Además, había algo que quería saber de Brian.

"¿Qué? ¿Era en serio? ¿Cómo ocurrió?". En realidad, no preguntaba por el bienestar de Edward, sino por el de Rocío. Solo le preocupaba ella. Pero como Edward era el hombre al que su hermana amaba, después de todo también debía mostrar algo de preocupación por su cuñado.

"Fue mi culpa que se involucrara en un tiroteo. Estaría perfectamente bien de lo contrario. Por suerte para nosotros, la herida no fue fatal. Se recuperará pronto".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top