MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 487 Nadie a quien culpar más que a sí mismo (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7488

Updated: 2019-07-19 21:11


"Por eso hizo todas esas acciones, él patrocinó la compra del equipo militar e invitó a los oficiales a la fiesta de aniversario, hizo todo esto por mí, ¿verdad?".

Sentimientos encontrados surgieron en el corazón de Rocío, no sabía cómo describir lo que sentía, ya que Edward había hecho tantas cosas por ella en secreto. A menudo se enojaba por el hecho de que él lo mantuviera en secreto, pero en este momento, ella no estaba tan molesta del todo, por el contrario, sentía cierta calidez y plenitud. ¿Era así cómo se sentía ser mimada por Edward? Él la liberó de todas sus barreras y nunca le habló de sus planes, lo único que le mostró fue su profunda preocupación, en ocasiones la adulaba sólo por complacerla.

"La cooperación del patrocinio comenzó antes de que la denunciara anónimamente, lo platicamos durante nuestra reunión, en ese momento pensamos que el presidente de FX International Group era extraño, puesto que no propuso ningún término ventajoso para su compañía, sólo se reservó los derechos para un requisito. En cuanto a lo que él quería, ninguno de nosotros sabía realmente, pero prometió que su requerimiento no representaría ninguna amenaza para el ejército ni causaría problema alguno, dijo que sería algo insignificante. Ahora lo entiendo, él se reservó los derechos para ti".

El comandante tenía grandes expectativas respecto a Edward, él era joven pero manejaba una gran compañía, además, el FX International Group estaba bien desarrollado en todo aspecto bajo su manejo. Aunque era un negocio familiar del cual aprendió de su padre, no podría haberse convertido en el gran magnate que era sin su inteligencia y diplomacia. El FX International Group era actualmente una de las 10 corporaciones más poderosas.

"No sé, él no lo mencionó para nada, yo sólo me enteré del patrocinio anteayer". Rocío se puso un poco nerviosa, había hablado con Edward sobre eso ayer por la mañana, aunque fue un poco dura en ese momento, no lo culpó por ello. A ella simplemente no le gustaba que le ocultara las cosas, pero entendió que era su forma de protegerla, aun así ella prefería enfrentar todas las dificultades junto con él, en lugar de que la protegiera todo el tiempo.

El corazón de Kevin se estremeció al oír las

odo el cielo, estaba aburrido y se sentía solo en el hospital. No había nada que pudiera hacer como paciente y se la pasaba jugando con su nuevo teléfono celular. Era uno de los últimos teléfonos móviles con un diseño moderno y único, pero no se acostumbraba porque no había ninguna foto de Rocío en él y no pudo guardarla como fondo de pantalla. quería ver su hermoso rostro cada vez que desbloqueara su celular. Sin embargo, sin la foto de Rocío, el teléfono se volvió sólo un producto electrónico sin gracia, era preferible ver las nubes cambiantes en el cielo, sin duda, eso sería más interesante.

"Sr. Mu", Lucas percibió la cara solitaria de Edward cuando entró, sabía que se sentía muy aburrido en el hospital, de lo contrario, no estaría mostrando esa expresión tan taciturna y apagada. Lucas supo que se aburriría, por lo que regresó al hospital lo antes posible, pero primero fue a los suburbios después de entregar el video, temiendo que sus hombres pudieran torturar a Paul Du hasta matarlo, no quería que muriera antes de aclarar todo.

"¡Sí! Estás de vuelta, ¿cómo van las cosas?", Edward apartó la mirada de las nubes, adivinando el resultado. Aunque Rocío parecía fría e indiferente, su blando corazón podría hacer que perdonara a Hank si él le rogaba, por eso guardó silencio a propósito. Edward no quería que Hank se escapara sin castigo alguno, después de todas las cosas que había hecho en contra de Rocío, él era un hombre maquiavélico que no merecía clemencia alguna.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top