MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 488 Nadie a quien culpar más que a sí mismo (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7216

Updated: 2019-07-20 00:02


Rocío ya debería haber visto el video. Edward se preguntaba cómo iba a explicárselo cuando regresara. Estaba un poco preocupado, pensaba que Rocío se enojaría con él. Después de todo, ella había recalcado ayer que no le gustaba que él le ocultara las cosas que le concernían. Pero, ¿y ahora qué? Él le había lanzado una bomba. ¿Cómo reaccionaría ella? Edward tenía sus dudas. Además, vendrán otras bombas más fuertes en el futuro. Él se sentía como si estuviera caminando hacia su lecho de muerte.

"Yo no entregué el video. Le pedí a alguien más que lo hiciera. Pero creo que ellos se deben haber imaginado que tenemos algo que ver con ello. Cualquier persona pensante podría fácilmente relacionarlo con nosotros. Por otra parte, no habría nadie lo suficientemente libre como para meterse en los asuntos ajenos. Además, aparte del ejército y de nosotros, nadie conoce la denuncia hacia la Sra. Mu".

Lucas observó a Edward con una firme mirada, compartió su razonamiento y sus pensamientos con su jefe. Nadie en el ejército era mediocre. Ellos podrían fácilmente averiguar las cosas y encontrar una explicación razonable para todo el asunto si lo pensaran un poco.

"Estoy consciente de ello. Además, lo hicimos porque queremos que sepan que el vídeo vino de nosotros. De esta manera, no tendrán ninguna excusa para encubrir a nadie". Edward se rió solo. A él no le importaban lo que pensarían. Todo lo que quería saber era la opinión de Rocío. En cuanto a las otras cosas, no quería perder el tiempo pensando en eso.

"Pero la Sra. Mu...", dudó Lucas. No sabía si Rocío le reprocharía por no haberlo discutido con ella antes de tomar la decisión sobre el video. Pero parecía que él no tenía que preocuparse por eso. De todos modos, Edward sería la primera persona con la cual Rocío estaría disgustada. Incluso si un meteorito chocara contra la tierra, Edward sería el primero en asumir la responsabilidad Lucas tenía poco que ver con esto.

"Está bien. Se lo explicaré. Dime lo que has conseguido de Paul. Necesito trazar cuidadosamente un plan tan pronto como me den el alta. Esperar demasiado podría causar problemas". A Edward no le gustaba estar en

diciendo que soy más tramposo que ella?", Edwards entrecerró un poco los ojos al mirar a Lucas. ¿Cómo se atrevía Lucas a compararlo con semejante zorra? ¿Era acaso un hombre tan despreciable a sus ojos?

"¡No, señor! Sr. Mu, no quise decir eso. A diferencia de usted, yo no tengo ni idea de cómo lidiar con las mujeres. En cambio, siempre ha sido un experto en tratar con ellas", explicó Lucas inmediatamente. Pero no esperaba que su respuesta provocase aún más insatisfacción.

"Oh, ya veo lo que dices. Lo que quieres decir es que siempre estoy involucrándome con mujeres, ¿verdad?", dijo Edward en un tono travieso. ¿Por qué Lucas no se guardaba sus pensamientos para sí mismo? Sería un desastre si Rocío los oyera. ¡Ella podría pensar que estaba coqueteando con otras mujeres! ¿Cómo podía permitirse vivir así?

"Yo...", Lucas se arrepintió inmediatamente de su respuesta tan pronto como habló. Se dio cuenta de que no importaba cómo se explicara, Edward encontraría errores en sus palabras. Así que decidió guardar silencio y no decir otra palabra. Cuanto más hablara, más errores podría cometer. Así que se mantendría a salvo si no dijera nada.

"¿No más excusas? Parece que leí tu mente", bromeó Edward, quien disfrutaba molestando ocasionalmente a Lucas, que siempre parecía tan serio. Él consideraba que esto era una forma de aliviar su aburrimiento. Después de todo, era muy aburrido quedarse en el hospital todo el día.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top