MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 489 Estafado (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6326

Updated: 2019-07-20 00:12


"Oh, Lucas, ¿estás loco? ¿Cómo puedes actuar tan tranquilo delante de tu jefe?", sonrió Daniel con picardía mientras se apoyaba contra la puerta. Tenía una pila de documentos en sus manos. Lucas se preguntó por qué había traído tantos papeleos aquí. ¿Acaso pensaba Daniel que un paciente enfermo como Edward podía revisar efectivamente todo este papeleo?

"Deja de decir tonterías". Lucas volteó los ojos contrariado, le dio la espalda a Daniel y decidió no dirigirle la palabra. Era un hombre callado y poco dispuesto a discutir con alguien.

"¿Oh, es eso cierto? ¿Entonces crees que Edward sólo te estaba tomando el pelo?". Después de poner los papeles sobre la mesa, Daniel siguió ridiculizando a Lucas. Quería probar sus límites para ver hasta dónde podía provocarlo. Para Daniel, burlarse de él era una de las mayores alegrías de su vida. Desafortunadamente, Edward también estaba allí. Al final, Daniel no pudo lograr que Lucas se enfureciera, pero sin saberlo, ofendió a Edward.

"Daniel, ¿qué diablos estás haciendo aquí durante las horas de trabajo? ¡Vuelve a la oficina y ponte a trabajar de inmediato! De lo contrario, no me importará darte la paliza de tu vida", dijo Edward amenazando a su amigo y mirándolo de forma intimidante. '¿Qué estaba insinuando? Tal vez Daniel no tenga suficiente trabajo para mantenerlo ocupado'. Edward comenzó a pensar en las tareas que se le podrían asignarle como castigo.

"¡Maldición! No me molestes, estos papeles necesitan tu firma. Si no puedo venir aquí, ¿irías tú a la oficina? No me importa llevarte en la camilla". Daniel sacudió los hombros mientras hablaba. La insinuación fue clara, que lo hizo por pura amabilidad. De hecho, Daniel ni siquiera había leído esos papeles. Como Edward era el que firmaría esos papeles, no había necesidad de que él los revisara. Así que cómo hacía las cosas.

"Así que crees que me encuentro bien para

ldad como si hubiera caído en un tempano de hielo.

"¿Me acabas de comparar con un cerdo? ¡Ah hah!". De hecho, Edward había rechazado esta maldita sala, pero Pol había hecho un gran esfuerzo para acomodarlo y, finalmente, tuvo que aceptarlo. Sin embargo, ahora Daniel volvió a sacar el tema. No era de extrañar que estuviera furioso con Daniel. Además, él lo comparó con un cerdo gordo. Solo había estado ausente por unos pocos días, ¿Daniel había olvidado quién era el jefe?

"¡Err! Yo nunca dije eso". Daniel sacudió la cabeza, tratando de recordar lo que había dicho antes. De repente, miró a Pol con los ojos bien abiertos. Entonces se arrepintió de sus viles palabras, pero Pol siguió sonriendo vagamente. '¿He vuelto a caer en su trampa?', pensó en silencio.

"¿Te acuerdas ahora?", dijo Edward con calma mirando fijamente a Daniel. No había una sonrisa en su rostro, sino una furia contenida en su corazón.

"¡No!". Él no lo admitiría incluso si lo mataran. Porque si admitiera su error, sería peor que ser asesinado. No era tonto.

Lucas frunció sus labios burlonamente. Daniel era un excelente actor. Lo había dicho tan solo hacía unos minutos, pero ahora fingía haber perdido la memoria. No funcionaría con un hombre inteligente como Edward.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top