MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 497 El ladrón que dice ser robado.

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9857

Updated: 2019-07-21 21:11


Edward abrió los ojos en el momento en que Rocío se daba la vuelta, pero se mantuvo en silencio, tan solo acariciando el lugar donde le había besado. Una dulce sonrisa se deslizaba por su rostro. La verdad era que sin ella no podría dormir bien, por más cansado que estuviera. Así que solo estaba fingiendo que dormía cuando de pronto escuchó el sonido de la puerta abriéndose. No quería que su esposa supiera que se había mantenido despierto esperándola por si acaso olvidaba que él estaba por ahí. Eso haría que fuera una sorpresa más linda.

Por otro lado, ella no tenía idea de que su esposo tenía esos pensamientos. Luego de bañarse, se metió en la cama para acurrucarse en los brazos de su marido como de costumbre. Había pasado mucho tiempo desde que había podido disfrutar tan despreocupadamente de esos abrazos. Después de todo, antes de que él se recuperara, estaba preocupada por su condición médica o por que fuera vista por el personal del hospital. Pero esta noche podría disfrutar de sus abrazos sin ninguna preocupación.

Deslizó la mano para poder acariciar su hermoso rostro. Después comenzó a alisar sus abundantes cejas. Su movimiento era tan suave y cariñoso. Se preguntaba por qué Edward estaba tan inquieto. ¿Era por causa suya?

Honestamente, incluso en ese momento y amándose de tal forma, aún le costaba trabajo entenderlo. Era como un incitante enigma, que la hacía constantemente pensar sobre todas las formas posibles en que podría entrar en su mundo. Desde luego, no en el mundo real, sino en el de sus pensamientos, o incluso en su alma. Quería conocerlo, sus pensamientos, su corazón, quería conocer todo de él.

Pero eso era pura fantasía, tan solo un sueño lejano. Aunque seguramente ya estaba completamente feliz, pues Edward ya se encontraba a su lado. Y podría acurrucarse en sus brazos con tan solo extender una mano. Sus abrazos eran tan cálidos, que siempre le aceleraban el corazón.

Pero justo en ese tierno momento, Edward se dio la vuelta dándole la espalda a Rocío, con lo que pareció ser un movimiento casual. Eso la envió de la cima de la felicidad al valle de la amargura. Ofendida, se mordió el labio, para luego darle también la espalda. Permanecieron así hasta la mañana siguiente. Podía intuir que Edward estaba enfadado con ella, pero a juzgar por cómo se habían dado las cosas anoche, no podía hacer mucho al respecto Simplemente esperarían a ver quién perdía la calma y cedería primero.

Demasiado molesta como para tomar el desayuno, se fue a la base del ejército temprano por la mañana. Sin embargo, tampoco habría tranquilidad en la base. Al salir de su auto, se encontró de frente con Hank, con los puños en guardia y listo para pelear. Rocío se alistó tan bien como pudo, pero aun así recibió un golpe. El doloroso ataque le hizo fruncir el ceño.

"Hank, ¿en serio? ¿Quieres pelear conmigo?". Le gritó para luego esquivarlo, su mirada era tan fría. Estaba molesta y furiosa porque Ed

eo, ella hubiera salido perjudicada e incapaz de obtener justicia. ¿Cómo era que Hank, quien había tramado todo esto, tenía siquiera el derecho de estar allí parado discutiendo con ella? Era tan descarado.

"¿Ya entregaste el video en ese entonces? Y actuaste como si no supieras nada, cuestionándome. De hecho estás planeando algo".

Ese era el verdadero Hank, terriblemente arrogante y egoísta. Embaucaba a los demás, pero nunca admitía sus errores. Actuaba como si todas las cosas malas que le habían sucedido hubiesen sido culpa de otros, pero pensaba que estaba bien si sacaba partido al lastimar a otros.

"Haz lo que quieras. No me importa lo que pienses. No negaré lo que hago, pero tampoco me acusarán de cosas que no hice. Sí, la fuente del video tiene algo que ver conmigo. Pero no estoy involucrada en esto. Entonces, si deseas averiguar quién lo envió, ve a FX International Group. Seguro que ahí te darán una respuesta satisfactoria", dijo Rocío con tono burlón. Sabía que Hank no se atrevería a provocar la ira de Edward. Con eso solo lograría que Edward se enfadara aún más, entonces el descenso sería como un ligero castigo en comparación con lo que él le haría.

"Coronel Ouyang, ahora está exhibiendo tu posición. Estás tan orgullosa de ser la esposa del presidente de FX International Group". Él nunca cambiaría. Podía tergiversar cualquier cosa. Era realmente bueno en distorsionar lo que alguien quería decir.

"No creo que tenga nada que exhibir como la esposa del presidente. Lo único que me enorgullece es mi uniforme militar. Así que... Parece que hay algo más que a ti te hace sentir orgulloso. ¿Te importa decirnos de qué?".

Rocío cerró ligeramente los ojos con desprecio. Después de todo, no era tan placentero pararse allí y discutir con él tan temprano. En consecuencia, su tono se volvía más insensible y agresivo. Su mirada era sumamente distante e impaciente. Hank debía elegir sus siguientes palabras con mucho cuidado.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top