MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 501 ¿A quién le llamas tía (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6889

Updated: 2019-07-22 12:45


"Edward, ¿por qué parece que estoy en la guarida del tigre en este momento? ¿Me vas a vender aquí?". Natalia arrugó la nariz, lo que la hizo lucir juguetona y encantadora.

"Sí, tuve esa idea antes, pero ya que lo mencionas, lo reconsideraré ahora. Me pregunto si alguien va a ofrecer un buen precio. No me gusta perder en los negocios". Edward levantó el té perfumado que el camarero acababa de servir y tomó un sorbo, con aspecto contemplativo.

"No importa, olvídalo. No estoy enojada. Realmente no me importa. Lo haré como si lo estuviera haciendo con fines benéficos. De todos modos, no moriré por entretener a alguien más". Natalia comió ferozmente los bocadillos frente a ella y los mordió con fuerza. Parecía como si estuviera mordiendo la cabeza de Edward en lugar de los bocadillos.

Edward sonrió con gracia ante las acciones de Natalia. Había un profundo cariño en su rostro. De vez en cuando miraba en dirección a la entrada con una mirada despreocupada en su cara.

El tiempo pasó mientras se burlaban y disfrutaban de su deliciosa comida. No parecían estar esperando a alguien. En cambio, su comportamiento íntimo los hizo parecer más como una pareja enamorada. Capturaron la atención de la mujer tan pronto como entró. A ella se le iluminaron los ojos cuando los vio, entonces sonrió maliciosamente.

"¡Oh! ¿No es este el señor Mu? ¡Guauu! Tienes una mujer diferente contigo hoy. No hace mucho tiempo que mostraste tu amor por Rocío en público. Las cosas cambian tan rápido. La verdadera naturaleza de los hombres nunca cambia", dijo Yasmina y sonrió. Pero tan pronto como se dio cuenta del collar, se le congeló la sonrisa y se le palideció el rostro.

"¡Edward, eres tú! ¡Qué coincidencia verte aquí! ¿Dónde has estado últimamente? No te he visto por aquí. ¡Te extrañé mucho!", saludó Clara con la cara enrojecida. Ella no esperaba ver a Edward ahí. La grata sorpresa la emocionó mucho. Tan pronto como Clara terminó de hablar, Natalia no pudo contener las ganas de reír y tosió el agua que acababa de beber.

"¡Oh! Disculpe mi groserí

ado, de lo contrario, no habría dado a entender que Clara era vieja.

"Emm... Lo siento. Edward, ¿dije algo malo?". Natalia sacó la lengua y actuó como una niña inocente que cometió un error. En verdad, estaba muy orgullosa de sí misma. Clara se atrevió a decir que la personalidad de Natalia no era adecuada para el collar e incluso llegó a decir que no podía reflejar la lujosa y digna propiedad de la joya. Aunque lo encontró cierto, fue realmente humillante para ella que se lo dijera en la cara. Según la personalidad de Natalia, aprovecharía cada oportunidad para vengarse. Ojo por ojo, diente por diente. Si no molestara a Clara lo suficiente como para hacerla explotar hoy, se avergonzaría de sí misma.

"Es mejor que esa pregunta la responda la misma señorita Ouyang. No estoy seguro de su edad. No sé si es más apropiado llamarla hermana mayor o tía como muestra de respecto", dijo Edward y sonrió ligeramente. Sabía que era imposible para Natalia no decir nada, así que decidió dejar que la naturaleza siguiera su curso. No había nada malo en ello. El proceso no era importante, sólo necesitaba alcanzar su meta.

"Edward, no es justo. ¿Por qué también te estás burlando de mí?". Clara se hizo la victima mientras miraba el hermoso rostro de Edward obsesivamente. Su obsesión con Edward crecía cada vez que lo veía. Estaba cada vez más decidida a ganárselo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top