MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 504 ¿Estás enamorada de él (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7126

Updated: 2019-07-23 21:45


ʺ¿Lo ves? ¡Lo sabía! Sabía que todo lo que has hecho durante tantos años, tenía un propósito oculto. Me has estado utilizando para llevar a cabo tus sucios planes, incluso cuando estabas tratando de alejar a Rocío de la familia Ouyang, me usaste para para poder lograrlo. No me extraña que Brian sea tan hostil contigo. ¡Debe haberse dado cuenta de tu naturaleza malvada!ʺ, dijo Clara con odio. Cada palabra era tan fría como el hielo. No podía soportar que su hermano la ignorara. Si no fuera por Yasmina, él la trataría con tanto cariño como a Rocío. Brian trataba a Clara con indiferencia, pero se comportaba de una forma muy cariñosa con Rocío, y esa diferencia le hacía hervir la sangre.

ʺ¿Cómo te atreves? ¿Cómo puedes hablarle así a tu propia madre? ¿Dónde están tus modales?ʺ. Yasmina se sentía avergonzada y enojada a la vez. Levantó la mano y amenazó a Clara con abofetearla de nuevo. La indiferencia de Brian había lastimado a Yasmina profundamente, y no podía soportar que Clara mencionara ese tema otra vez. ¿Por qué un hijo sería tan distante con su propia madre, como si fueran extraños? ¿Y por qué una hija le gritaría a su madre con tanto odio?

ʺ¿Qué? ¿Quieres golpearme de nuevo? ¡Hazlo! ¡Pero no vuelvas a cuestionar mis modales, porque tú ni los conoces! Si supieras lo que significa decencia, no serías la esposa de Leo Ouyang, y la esposa del CEO de FT Group sería otra mujerʺ, dijo Clara dirigiendo una mirada fulminante hacia su madre. Se miraron la una a la otra con odio, como si fueran enemigos mortales. Clara siempre había odiado a su madre por la familia en la que había nacido, y aún más por convertirla en la hijastra de un exitoso empresario. Y justamente por eso las jovencitas de su edad, de familias acaudaladas, la excluían.

ʺ¡Está bien! ¡Lo que tú digas! Eres muy joven y estúpida para saber qué está bien y qué está mal. Además, eres demasiado egocéntrica para comprender mis consejos. Todo lo que yo diga o haga lo tomarás como una excusa. ¡Sólo espera y verás! Algún día... Algún día entenderás que todo lo que he hecho ha sido por tu bienʺ.

Dicho lo anterior y sin voltear a ver a Cla

ʺNo importa, me agrada dar paseos. Pero te quitaré el collar, no quiero que te lo robenʺ. Edward presintió que algo andaba mal, de lo contrario Natalia no luciría tan deprimida.

ʺPero a ti nunca te ha gustado ir de compras con mujeres, Edward. ¿Qué te está pasando? Anteriormente cuando te he invitado, simplemente has rechazado la invitaciónʺ, dijo Natalia con una sonrisa. ¡Se sentía feliz de estar con Edward! Miró al cielo y se quedó pensando por un rato, como si estuviera considerando si debía aceptar que Edward le hiciera compañía o no.

ʺNo me agrada ir de compras, pero como estoy casado con Rocío, ya estoy acostumbradoʺ, contestó Edward sonriendo, ya que el tema le recordaba a su amada esposa. Luego extendió la mano y le quitó el collar a Natalia. Extrañaba los momentos felices cuando Rocío y él caminaban por la calle de las comidas ambulantes y comían juntos, sin importar que mucha de esa comida era nueva para él. Edward se perdió en sus pensamientos, imaginando a los tres viviendo felices juntos.

ʺ¡Está bien! El conquistador ha sido conquistado. ¡Vamos a divertirnos! Para mí, contar con la compañía de un chico guapo es suficientemente divertido, sin importar lo que venga despuésʺ, dijo Natalia riendo. No quiso rechazarlo de nuevo, así que aceptó encantada su propuesta.

ʺSeñor Mu, ¿quiere que lo lleve a casa?ʺ, preguntó Lucas con curiosidad, al ver que Natalia y Edward se alejaban.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top