MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 506 La única, la original (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5459

Updated: 2019-07-24 00:12


"Te conozco lo suficiente como para saber algo. No te quedarás con las manos cruzadas al ver a alguien babeando sobre la mujer que amas. Seguramente ya se lo advertiste, ¿verdad?".

Como una aplanadora, así era cómo Natalia percibía a Edward. Así que fue fácil para ella adivinar lo que su amigo había hecho.

"Me conoces demasiado bien. He cuidado de ti todo este tiempo, y claro que valió la pena. Déjame pensar... ¿cómo puedo recompensarte? Eres muy inteligente". Edward se rio, ya que Natalia vio todo con claridad. Pero él no se avergonzó en absoluto por lo que ella dijo. Hacía lo que quería y nunca le había importado lo que la gente pensara.

"¿Has olvidado? Soy la zorra, la única y la original. Conozco todos y cada uno de tus trucos", le dijo Natalia, poniendo cara de picardía. Edward la miró y soltó una carcajada. Y recordó algo, ella siempre tenía la razón y eso era lo que la hacía tan especial. Eso era lo que hacía que todos la quisieran tanto.

"Ahora que sabes que él ama a alguien más, ¿cómo te sientes? ¿Triste y perdida?". Edward le dio una de las bebidas que Lucas les había traído y él mismo destapó una botella y bebió. Lucas era alto, robusto y masculino, pero era mucho más considerado y atento de lo que parecía. Se había ocupado hasta de los más mínimos detalles, como de traerles algunas bebidas frías para ahuyentar el calor.

"No estoy tan mal, todavía no estoy locamente enamorada de él. Tal vez me siento un poco triste, pero estoy segura de que este sentimiento desaparecerá muy pronto. Voy a estar bien. No te preocupes".

Natalia dio un sorbo a la bebida y se chupó los labios. Intentó di

se presentó en el restaurante Tender Whispers con el collar de Grace. Todo estaba orquestado. Y esto podría explicar por qué Edward había estado actuando raro hoy. Normalmente, él apenas la habría mirado, pero hoy estaba muy hablador y le hizo muchas preguntas sospechosas.

"¿Qué pasó? Te ves fatal. Estás actuando como si un fantasma te estuviera siguiendo". Realmente a Leo le molestaba que Yasmina hubiera tomado a escondidas los quinientos millones de la dote. Y lo más indignante era que ella lo negara.

"Ah... ¿Por qué estás en casa? ¿No deberías estar en la compañía?". La inesperada voz de Leo dejó en shock a Yasmina. No pudo evitar retroceder unos pasos, su bolso se deslizó de sus dedos y cayó al suelo.

"Esta es mi casa también. ¿Necesito tu permiso para estar aquí? ¿Por qué estás nerviosa? ¿Hiciste algo malo?", le preguntó Leo. Su tono era bastante sarcástico. Casi nunca le había hablado a Yasmina de ese modo. Lo que más le molestaba eran sus mentiras, mucho más que lo de los quinientos millones. Y ahora su comportamiento esquivo había aumentado las sospechas.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top