MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 512 No necesito tus disculpas (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 4967

Updated: 2019-07-25 00:02


"¿Es porque tienes algo que decirme?". La voz de Edward se estremecía por todas las atenciones. Cynthia había sido muy amable con él. Quizás porque estaba acostumbrado a una vida sin el amor o la preocupación de sus padres, se sintió repentinamente melancólico al ver que alguien lo cuidaba.

"¿Es tan obvia mi mirada?", preguntaba Cynthia con una dulce voz, igual que su temperamento, que era tan puro y cristalino como el agua.

"Hay algo que te está molestando, de lo contrario, ¿por qué dejarías solo a mi padre para venir a buscarme?", le dijo con una sonrisa amarga. No era tan narcisista como para sentirse más importante que su padre en el corazón de Cynthia. Estaba bastante seguro de que eso nunca sucedería.

"¿No crees que tú y tu padre son igual de importantes para mí?", decía su madre mientras se sentaba a su lado. Parecía tan agradable y abierta como cualquier otra madre que cuidaba de sus hijos. Pero Edward no se percataba de la impotencia en su expresión, pues tenía la cabeza agachada.

"Casi nunca pienso en esas cosas, así que nunca me sobreestimo cuando se trata de tu corazón. Ustedes solamente se tienen el uno al otro de todas formas. Y yo soy como un juguete para ti, alguien desechable, que cuando te apetece, juegas con él, y cuando no, simplemente lo llevas al desván y lo olvidas por algún tiempo". Edward lo decía tranquilamente y con una sonrisa en la cara, como si estuviera hablando de alguien más.

"¡Lo siento!". Cynthia no podía pensar en n

an, jamás creería que haría tal cosa. Pues pensaba que su padre siempre había preferido que él nunca hubiese nacido. Entonces, ¿cómo era posible que le donara su sangre?

"¿Crees que necesito mentirte? Ojalá lo hubieras visto con tus propios ojos. No sabes lo nervioso que estaba en el hospital. Si no fuera porque la enfermera se negó a sacarle más sangre, te hubiera dado hasta la última gota. Solo en ese momento me di cuenta de que en realidad se había equivocado en pensar que no se preocupaba por ti. Solo está acostumbrado a engañarse a sí mismo. Oculta inconscientemente sus sentimientos por ti en lo más profundo de su corazón y no quiere revelarlos. Pero estos sentimientos brotaron cuando estuviste en peligro. Sabía lo que debía hacer desde el momento en que ocurrió ese percance".

Cynthia sabía que su hijo no le creería. Si ella fuera él, también lo dudaría. ¿Cómo podría ser posible que un hombre que siempre fue indiferente a su hijo de repente le mostrara tanto amor?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top