MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 518 El fuerte olor del perfume

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9954

Updated: 2019-07-26 00:12


"Señorita Louisa, lo siento. ¿Qué tal en otro momento?, nos reuniremos cuando no esté tan ocupado". Al oír que el comandante mencionaba que había estado ocupado todo el día, Kevin se dio cuenta de que olvidó llamar a Natalia para decirle que había regresado de la unidad de base. Había pensado llamarla después de su ducha de esta mañana, pero estuvo demasiado ocupado para recordarlo. Se preguntó si ella se molestaría por esto.

"Está bien, Kevin. En este caso, lo dejaré para la próxima, pero por favor, deja de llamarme señorita Louisa, simplemente llámame Louisa". Aunque ella era un poco arrogante e imperiosa, se volvía amable cuando estaba con un hombre que le gustaba. Así que ni siquiera permitió que Kevin rechazara educadamente su petición.

"¡Por supuesto! Kevin, no eres un extraño. Ambos son jóvenes, por lo que pueden llamarse directamente por su nombre", dijo el comandante. Pues tenía expectativas altas de Kevin y lo quería tanto como a Rocío, por ser ambos muy capacitados.

"Está bien, pero tengo que irme ahora. ¡Disfruta tu tiempo! Te traeré un regalo de cumpleaños la próxima vez, lo prometo", dijo Kevin y se levantó, preguntándose si su esposa había cuidado de sí misma durante estos dos días que él estuvo fuera. Estaba desesperado por llegar a casa y ver cómo estaba. Sabía que ella era capaz de cocinar, pero aún no se había acostumbrado a muchas cosas, típico de una hija nacida en una familia rica.

"¡Ah!, ¿tan pronto? Kevin, ¿estás seguro de que no puedes quedarte un rato más? Tal vez nos podríamos ir juntos". Louisa quería que Kevin fuera con ella al bar, lo que era un indicio de que estaba coqueteando con él.

"No, creo que nos dirigimos a lugares diferentes. Comandante, gracias por el buen rato, ¡buenas noches!", dijo Kevin y soltó su brazo de la mano de Louisa de forma natural, no estaba acostumbrado al fuerte olor del perfume que ella usaba. Olía bien, pero se puso demasiado, lo cual hacía difícil respirar.

"¡Umm!, asegúrate de llegar bien a casa. Louisa, acompáñalo afuera por mí". El comandante no convenció a Kevin para que se quedara, porque sabía que debía estar exhausto después del largo viaje de anoche desde la unidad de base. Además, no se había tomado un descanso en todo el día, por lo que comprendió lo cansado que debía sentirse.

"De acuerdo, ¡Kevin, déjame acompañarte a la puerta!", dijo Louisa con una gran y dulce sonrisa, porque pensó que su papá le estaba dando una oportunidad para estar a solas con Kevin.

"No te molestes, conozco el camino. ¡Es mejor que te quedes con tus amigos, Louisa! ¡En serio, diviértete!". Kevin rechazó la propuesta del comandante, luego tomó su maletín y salió corriendo. No quería perder su tiempo en esto, por lo que se fue en un instante como si estuviera siendo perseguido por algún depredador.

"¡Oye, Kevin, espera!". Louisa no imaginó que Kevin se iría tan rápido, así que gritó su nombre.

"No importa, solo déjalo ir. ¡Quédate aquí! ¡Diviertete! No ves a tu

ue corrí a buscarlo. ¿Qué estás pensando tan concentrada?", preguntó Kevin y caminó hacia ella para tocar su frente. Se sintió aliviado cuando se aseguró de que su esposa no tenía fiebre.

"Has bebido?", preguntó Natalia, aunque en realidad lo que ella quería saber era de dónde venía el olor a perfume.

"Sí, buen olfato. Hace un rato me tomé un trago, pero sigue oliendo", dijo Kevin y le pellizcó la nariz. Sintió el tenue aroma de Natalia como el de una flor, mucho más atractivo después de oler el fuerte perfume de Louisa.

"Seguro, la gente dice que tengo olfato de perro, así que podría olerlo aunque comieras a escondidas". Natalia dijo y pensó: 'Así que salió a tomar algo con una mujer, lo sé por el perfume. ¿Quién será? ¿Una amiga o una confidente? No puede ser la mujer que ama, porque Rocío nunca usa un perfume tan fuerte'.

"Mujer, ¿crees que soy el tipo de hombre que maltrata a su esposa? ¿Comería en privado y solo te dejaría oler el delicioso olor de la comida en toda la casa?", dijo Kevin, luego frotó su frente y sostuvo su mano mientras subías las escaleras con ella.

"Es difícil de decir. Un chico malo nunca tendría las palabras 'chico malo' escritas en su frente", dijo Natalia, quien quería recuperar su mano, pero decidió renunciar después de pensarlo por un segundo. Pensó: 'Somos una pareja, ¿no? Así que un poco de normalidad estaría bien, incluso si no nos amamos'.

"Entonces, soy el 'chico malo' del que estás hablando, ¿verdad?". Kevin preguntó, inclinando la cabeza hacia Natalia, y pensó: 'Estando sola en casa, esta chica sigue siendo tan optimista. Al parecer no tengo que culparme demasiado'.

"No dije eso, pero no es mi culpa si te encasillas como el 'chico malo'", dijo ella con su cara bonita sonrojada. Sintió que su corazón latía más fuerte cuando su esposo sostenía su mano. Sin embargo, en ese momento, nunca pudo anticipar que lloraría mucho en el futuro porque no fue capaz de confrontarlo directamente sobre el perfume.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top