MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 537 Quiero el divorcio (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7098

Updated: 2019-07-29 23:04


ʺ¡Mami, por favor no! Me aburro mucho sin la computadora. ¿Qué te parece esto?, prometo no entrar a ningún sitio web que no tenga permitido. ¡Pero no me quites la computadora, por favor!ʺ. Después de que su madre lo había castigado, Julio la miró con ojos suplicantes, luego volteó a ver a su padre para que lo ayudara.

ʺNo me mires, yo no puedo hacer nada. Como bien sabes, yo también tengo que obedecer las órdenes de tu madreʺ. Edward se recargó cómodamente en el asiento del auto y sonrió divertido. Con el aire fresco que entraba, el interior del auto ya no se sentía tan sofocante. Edward había logrado refrescarse, pero todavía estaba molesto porque Rocío no le había permitido beber agua helada.

ʺ¡Sabía que no podía contar contigo! ¡Maldición!ʺ. Julio parecía triste, pero de pronto sonrió maliciosamente pues se le había ocurrido una idea. Aunque su madre le prohibió usar su computadora, había otras computadoras en casa.

ʺTampoco puedes usar otras computadoras de casa. Les voy a poner contraseñaʺ. Rocío sabía lo que Julio estaba pensando y mató sus esperanzas de inmediato.

Edward miró a Rocío sorprendido. Su hijo era un experto en informática, incluso era capaz de desactivar los más complicados cortafuegos. ¿Cómo podrían unas simples contraseñas detenerlo? Un temor repentino invadió a Edward, pues en alguna ocasión Julio había hackeado su computadora de trabajo. Al parecer Rocío no tenía idea de lo mucho que su hijo sabía de computadoras, lo cual era muy raro. Edward simplemente llevaba un par de meses con su hijo, y había tenido la oportunidad de conocerlo mejor. Rocío lo había cuidado desde que nació, pero ignoraba por completo lo que Julio podía hacer.

ʺ¡De acuerdo! No usaré las computadoras de la casaʺ, prometió Julio. Luego miró a su padre con una gran sonrisa y le preguntó, ʺPapá, ¿cuándo regresarás a trabajar?ʺ. Romper los sistemas de seguridad de las computadoras era pan comido para Julio, pero no quería hacer enojar a su madre. Como no le permitía jugar en las computadoras de casa, él obedecería. Sin embargo, ella no había dicho nada acerca de usar la computadora en la o

o saludó con entusiasmo. Tenía que luchar duro para conservar su lugar en esa familia, así que lo primero que tenía que hacer era agradarle a su padrastro.

ʺA mi teléfono se le acabó la bateríaʺ, respondió Leo en un tono inexpresivo. Sentía repulsión por Clara. De hecho, el teléfono no se había quedado sin batería, él lo había apagado para poder poner en orden sus pensamientos. Y no lo había encendido hasta que decidió llamar a Rocío. Antes de que pudiera decir algo más, su hija había colgado el teléfono fríamente. Lo que su padre hizo en el pasado había decepcionado profundamente a Rocío, así que ella decidió no escucharlo. El remordimiento embargaba a Leo.

ʺ¿De verdad tu teléfono se quedó sin batería? Te diré lo que realmente sucedió: encontraste a una mujer hermosa para satisfacer tus deseos, así que lo apagaste para que no te molestáramosʺ, dijo Yasmina mientras bajaba lentamente las escaleras, visiblemente consternada. Disfrutaba ser sarcástica. Era una mujer sumamente despreciable.

ʺYasmina, quería resolver los problemas de una manera civilizada, pero no imaginé que estarías tan ansiosa por comenzar una pelea. Así que seamos francos y pongamos nuestras cartas sobre la mesa. A decir verdad, mi infinito odio hacia ti jamás se agotaría, así te murieras cien veces. Disfrutas provocarme deliberadamente una y otra vez. ¿No sientes ningún tipo de culpa por todo el daño que has hecho?ʺ.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top