MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 544 Amor apasionado (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6788

Updated: 2019-07-31 01:41


"No estoy dudando de ti, solo soy honesta". Rocío levantó las manos formando un puño y poniendo cierta distancia entre ellos. Debido a la peligrosa mirada de Edward, sintió un escalofrío corriendo por su espalda.

"El hecho es que te voy a besar...", dijo Edward lentamente, poniendo énfasis en cada palabra, y antes de terminar de hablar, se apresuró a poner sus finos labios en la boca de ella para besarla ferviente y apasionadamente. Sus manos delgadas se deslizaban bajo su pijama, tocándola y acariciándola suavemente por todas partes. Parecía que anhelaba que se fundiera con él.

"Umm...". Forzada a responder a su pasión, y con sus palabras asfixiadas por ese intenso beso, no pudo evitar aflojar sus apretados puños y rodear con sus brazos su firme cintura, acercándose cada vez más a él.

Todos sus pensamientos se perdieron con el jugueteo de su lengua contra sus labios. Su amor apasionado era como una dulce taza de té con leche, despertando sus deseos más primitivos en su vientre. Ambos se perdieron en el calor, sintiendo el deseo desde lo más profundo de sus corazones.

Con la expresión de su amor, un simple beso no era suficiente para resolver esa tensión sexual entre los dos. Los labios de Edward exploraban, deslizándose para besar su cuello.

"Espera...". Después de lo que había parecido una eternidad, Rocío finalmente encontró su voz de nuevo, pero su tono sensual no era tan persuasivo.

"¡Jum! ¿Cómo pretendes que espere?", dijo mientras tenía su oreja entre sus dientes con una sonrisa y la mordisqueó. Su aliento se deslizaba contra el lóbulo de su oreja, golpeando sus nervios más sensibles, haciéndola temblar involuntariamente. Ella bajó la vista para evitar mirar sus ojos lujuriosos.

"Tu cuerpo... no está lo suficientemente recuperado para esto". Rocío estaba apoyada en sus brazos, y respiraba con dificultad. Pero no se olvidó de recordarle ese problema, pues no podían pasarlo por alto.

"Entonces también piensas que nuestras actividades anteriores han sido desafiantes. Bueno,

antadora no era una palabra que solo pudiera usarse para describir a una mujer. Cuando se trataba de un hombre tan hermoso como una bella mujer, de hecho era la palabra adecuada.

"¡Patrañas! No me gusta estar arriba", replicó Rocío rápidamente, pero no se dio cuenta de que sus palabras serían su perdición. Edward le dirigió una sonrisa coqueta y le dijo: "Entonces disfrutas estar debajo de mí". Sus inmensos ojos brillaban. No hay duda de que la estaba seduciendo, pero solo la estaba molestando implacablemente, sin prisa por devorarla. Él era como un gato astuto, y ella era su presa. Un gato siempre gustaba jugar con su víctima antes de comenzar la comida.

"Yo...". Rocío no sabía qué decir, y él no le dio otra oportunidad para hablar. Se levantó un poco para tomar sus labios, arrebatándole las palabras de la boca, deslizando su lengua a través de su boca, fácilmente entró en ella. Sus lenguas bailando, fue el comienzo de un maravilloso viaje.

Su ropa fue despojada pieza por pieza. Rocío gradualmente perdió la cabeza con los ardientes besos de Edward. No podía pensar en otra cosa, solo en el fascinante hombre frente a sus ojos. Estaba dispuesta a mostrarle toda su pasión y lista para darle todo de sí. Así que cuando le dio la vuelta y se puso encima de ella, ya no podía resistir, sometiéndose así a su embestida casi tiránica.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top