MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 549 La conspiración (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7737

Updated: 2019-08-01 01:42


"Está bien. No soy vengativo. No me enojé con Paul. Aunque me molesté mucho, lo dejé pasar. Solamente lo colgué en el centro de un estanque de cocodrilos. Pero, ¿es cierto que Paul no es una de sus amistades, Sra. Ouyang?". Edward sentía un irresistible impulso de dar un puñetazo a Paul en el rostro, cada vez que pensaba en la diferencia de precio del collar. Por ende, ¡era obvio que su afirmación de que no era vengativo era una mentira absoluta! Pero frente a las dos damas, Edward se expresó sutilmente. Lo planteó como si fuera un hecho totalmente justificable. Era tan cínico que no le importaba en lo absoluto que las dos mujeres ahí sentadas pudieran intuir su hipocresía y sentir pena por él.

"¿Quién es Paul? Nunca he escuchado nada de él", Yasmina respondió con premura. No podía evitar estar nerviosa, ya que había descubierto las intenciones de Edward de ponerla a prueba y lograr que dijera algo por error. Por ello, Yasmina pensaba meticulosamente antes de responder cualquier cosa. Mientras se ocupaba de pensar en respuestas impecables, no puso atención a las palabras clave que Edward había incluido en la frase y en la amenaza que éstas implicaban. Pero dichas palabras llamaron la atención de Clara. Por supuesto que Clara estaba aterrada por el lamentable final de Paul, de ser colgado sobre una estanque lleno de cocodrilos. Si era verdad, era algo terrible. Clara se preguntó si era solo una de esas bromas de Edward. Pero, en caso de que ella lo ofendiera o lo engañara en el futuro, ¿la trataría de la misma manera en la que estaba tratando a Paul? Estaba ansiosa por conocer la respuesta.

"¿Oh? ¿No sabes nada de Paul? Pero él me dijo otra cosa. Me dijo que es tu primo y que se llevan bien. ¿Me mintió?".

Edward la miró con expresión de confusión. No pudo evitar sentirse feliz al ver a Yasmina en pánico. Para Edward, atormentar psicológicamente a sus enemigos era la mejor forma de torturarlos. En comparación con el dolor físico, era más agonizante, estresante e insoportable. Incluso las personas más duras, aquellas que no temían a la aflicción corporal, solían rendirse fácilmente cuando estaban debilitadas por el sufrimiento mental. Edward era un profesional en volver locos a sus enemigos a base de presión psicológica. Se preguntaba cuánto tiempo aguantaría Yasmina su torm

monos de lo desagradable! No te pondrás ebrio con un vinito. ¡No tengas miedo!", dijo Clara. La conversación evasiva entre Edward y Yasmina la dejó desconcertada. Se veía realmente molesta. Así que cambió de tema para cortar la plática.

"¡Muy bien! Como la señora Ouyang se negó a responder a mis preguntas, tengo que entregar a Paul a la policía". Edward no creía que Yasmina tendría tanta suerte como para escapar a la justicia por siempre. ¡Ni ella misma lo creía! Sin embargo, para él era bastante complejo ponerla frente a la justicia por el momento. Excepto por un testigo, no tenía ninguna otra evidencia que pudiera ayudarle a probar la culpabilidad de Yasmina. Pero el testimonio de una persona no bastaría para probar su implicación. Serían necesarias evidencias contundentes. Pero, ¿de dónde podía obtener la evidencia que precisaba después de tantos años? Por ende, Edward tenía que recurrir a otros medios para poner de manifiesto la culpa de Yasmina. Pero si ella insistía en su inocencia y se negaba a confesar su crimen, ni siquiera el tribunal podría condenarla debido a la falta de pruebas. ¡La evidencia era la clave! Edward entraba en cólera cada vez que pensaba en la remota posibilidad de adquirir esas evidencias que requería. Se sentía tan desesperado e impotente que había perdido la paciencia para llevar a Yasmina al límite.

"¡Hmm! Ese Paul ... ¿Qué crimen cometió? ¿Por qué lo entregarás a la policía?", Clara parecía haberse confundido aún más. Cuanto más escuchaba esta conversación, más sorprendida estaba.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top