MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 555 ¿Sabes quién soy (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5804

Updated: 2019-08-02 00:12


"¿No se irán? Marco, llama al señor Yi, dile que venga aquí y las lleve a la estación de policía. ¡Yasmina, deberías estar muy orgullosa de ti misma! Te vendrá a recoger el mismo jefe de la oficina de seguridad pública. Lucas, vámonos", dijo Rocío con una leve sonrisa que no le llegó a los ojos, luego caminó hacia la puerta, sosteniendo a Edward con sus manos. Si preferían viajar en un coche de policía antes que en un vehículo militar, entonces que se queden donde estaban. Ella les haría saber qué significaba realmente usar su posición para ajustar cuentas personales.

"Ya está hecho, Coronel. No se preocupe por eso". Para ser honesto, expulsar a dos locas no era bueno para la imagen de Marco como soldado, por eso lo que la Coronel sugirió le pareció de perla, de ese modo, Marco no tenía necesidad de realizar esta tarea él mismo. Sin duda era una opción mejor.

"¡Rocío, te irás al infierno por tratarme así! ¿Ni siquiera piensas en los sentimientos de Brian? ¡Soy su madre biológica!", dijo Yasmina, quien no esperaba que Rocío decidiera enviarla a la estación de policía sin siquiera considerar la reputación de Leo, fue por eso que finalmente tuvo que mencionar a Brian, para ver si cambiaría de opinión.

"¿Brian? Hablaré con él y se lo explicaré más tarde, de todos modos, no es de tu incumbencia. Marco, vigílalas bien. Sin mi permiso, nadie puede dejarlas salir", dijo Rocío sin prestar atención a lo que decían la mujer y su hija, luego se fue sin siquiera mirar atrás. Al salir, ayudó a Edward a subir al auto.

"Señora Mu, ¿a dónde vamos? ¿A su casa o a un hotel?", preguntó Lucas apresuradamente una vez fuera de Mundo Sexy, él también sintió pena por Edward. ¿Quién hubiera esperado que un hombre orgulloso co

ra con ella, se lo haría saber.

"No llores, o me sentiré triste también", dijo Edward y le dio un beso suave. A pesar de que seguramente estaba bajo los efectos, aún podía oler el ligero aroma de jazmines de su cuerpo y sentir la familiaridad. Fue el instinto de amor lo que le hizo saber que esta era la mujer que amaba profundamente en su corazón, por eso no quería que esté triste.

"¡Cariño, sabes quién soy!", gritó Rocío de pura alegría. No lo culpó por estar así, lo que le preocupaba era que él no sabía con quién iba a acostarse, y esa era la razón por la que de repente se sentía tan triste. Ahora, al escuchar sus palabras de consuelo, su corazón comenzó a latirle de nuevo.

"Mujer, ¿crees que el hombre que amas es realmente tan débil? ¿No confías en tu juicio? ¿O no confías en mí?", preguntó Edward suavemente, con los ojos llenos de afecto desenfocado.

"Simplemente no confío en mí misma, porque rara vez tengo tanta suerte, pero estoy realmente feliz de tener la suerte de tenerte", respondió Rocío y puso su boca en sus finos labios con un toque de ira. Tenía los ojos llenos de lágrimas, pero esta vez, eran lágrimas de alegría.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top