MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 556 Siempre lo he sabido (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7981

Updated: 2019-08-02 01:36


"Cariño te amo", dijo Rocío. Miró a su esposo y sus hermosos ojos se posaron frente a él, mientras relucían con gran amor y admiración. En ese maravilloso momento, lo único que ella anhelaba era no estropear toda la felicidad que había ganado. Ya no quería pedir nada más. Todo lo que simplemente deseaba era pasar tiempo con él, estar con el hombre que amaba con toda su alma. Y esperaba que de ahora en adelante puedan atravesar juntos todas las adversidades y dificultades y que no vuelvan a separarse nunca más. Se sentía agradecida con él porque, a pesar de haber sido drogado, la había tratado con gentileza y amabilidad y además, porque a pesar de que la fuerte droga controlaba su mente, él la había tratado con respeto y cuidado. Por el resto de su vida, Rocío le agradecería con todo el amor que le tenía.

"Querida, siempre lo he sabido", dijo Edward. A veces, cuando el amor alcanzaba cierto estado, sentían que se estaban convirtiendo en seres celestiales inmortales del cielo. El amor que se tenían era tan profundo y grande que deseaban que aquel momento perfecto nunca terminara, y que sus mentes y sentimientos se elevaran a un nivel de perfección.

La noche era larga pero no tan profunda como su amor. Después de haber experimentado todas esas dificultades, ellos al fin habían obtenido su preciado amor y felicidad. Se abrazaron y cayeron en un muy buen sueño profundo bajo el manto de la noche, en donde las estrellas brillaban y se reflejaban las unas a las otras.

Cuando el primer rayo de sol cruzó a través de la cortina y brilló sobre la feliz pareja, Rocío no despertó como de costumbre. Aún dormía plácidamente en los brazos de su amado esposo, era como una gatita perezosa, tan pequeña y tan tierna.

Tal vez para cada hombre en la Tierra, hacer el amor con la mujer que ama nunca sería demasiado y su cuerpo nunca llegaría a cansarse por tener más. Así que como de costumbre, Edward era el primero en levantarse después de la noche que tuvieron. Abrió sus profundos y embriagadores ojos y la primera escena que pudo observar fue a su pequeña esposa dormir como un lindo bebé, la cual había creado una plácida escena que le había hecho sentir una profunda paz que venía desde el fondo de su corazón.

Como él pidió del cuerpo de su esposa una y otra vez la noche anterior, era probable que ella estuviera demasiado cansada para despertar a esa hora. Rocío

a enojado en un segundo?'. Pero luego de haberse quejado del extraño comportamiento del señor Mu, Marco aún debía cumplir con aquella orden. Llamó a la base del ejército y pidió el permiso para la Coronel. De lo contrario, si el Comandante no pudiese contactar con Rocío, haría una serie de llamadas desesperadas, las cuales traería problemas para todo el mundo.

Después de tomar aquel baño cálido y acogedor, Edward salió sintiéndose totalmente relajado y sin la tensión y la fatiga que lo habían cubierto desde que había despertado. Ahora se encontraba relajado por completo e incluso tenía un mejor ánimo. Echó un vistazo a la belleza que estaba en la cama, que aún dormía dulcemente y sabía lo mucho que la quería y necesitaba. Por ello, Edward no podía dejar de sonreír al verla.

Abrió el armario y miró los conjuntos y los trajes de diferentes estilos. Pensó por un momento y se decidió por un conjunto informal de color blanquecino. Uno de sus hábitos era que en todos los hoteles del FX International Group tuviera un suite reservada para él y que dentro siempre tuviese ropa para diversas ocasiones, algo que era muy conveniente para él. Pero para su mala suerte, había olvidado decirle a su personal que preparara ropa para Rocío. Esta vez era culpa suya. Porque desde que comenzaron a vivir en familiar, él no había pensado en que pasaría la noche en un hotel de esa ciudad. Después de todo, su hogar siempre era mucho más cómodo y acogedor que un cuarto de hotel. A pesar de ser su hotel, este no podía compararse con su casa, en donde se podía sentir la calidez de su amor.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top