MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 560 ¡Tú ganas! (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5790

Updated: 2019-08-03 00:02


ʺ¿Me reí? ¿Estás segura de eso? Tus ojos te están engañando. Debes estar tan hambrienta que comienzas a ver cosas que no sonʺ, dijo Edward extendiendo la mano y alisándole suavemente el cabello. En los brazos de su esposo, Rocío bajaba la guardia y parecía más vulnerable y femenina. Él amaba esa faceta de ella, tanto como amaba a la Coronel autoritaria con uniforme militar.

ʺTú eres el único culpable. ¡Esto es tu culpa!ʺ. Rocío inclinó la cabeza hacia atrás para poder ver a Edward. Sus acusaciones le valieron un pellizco en la cintura. A pesar de que estaba enojada, no lo pellizcó con toda su fuerza. Rocío no podía dejar de preocuparse por él. Si él se lastimaba, ella podía sentir su dolor.

ʺOh, tienes razón. Todo esto es mi culpa. ¿Qué tal si te compenso pagando la comida?ʺ, dijo Edward mientras abrazaba a su esposa con fuerza. Sus fuertes brazos se envolvieron alrededor de su cintura. La miró a los ojos y se entregó al suave contacto de su cálido cuerpo. Era una sensación increíble. Edward se excitaba fácilmente cuando sentía cerca a Rocío.

ʺ¡No es necesario! Yo tengo dinero. No necesito que me pagues la comida. Necesito ropa, consígueme ropa mejorʺ. Edward trató de pellizcarle la punta de la nariz, pero Rocío lo evadió rápidamente. Le gustaba jugar con ella así. La hacía sentir como si fuera un cachorro pero en esa ocasión ella se negó a darle esa satisfacción.

ʺEntonces... ¿quieres ropa? Dime, ¿cómo vas a recompensarme después de que te la consiga?ʺ. Coquetear con ella era algo de lo que nunca podría cansarse. Edward disfrutaba pasar tiempo con su esposa, especialmente jugarle bromas.

ʺMaldición. Esto es suficiente. ¿Por qué tienes que negociar conmigo por todo? ¡Saldré así, no me importa!

ncia. ¿Pero a quién le pediste que trajera esto?ʺ, preguntó Rocío con curiosidad mientras buscaba su ropa interior en la bolsa. Quien quiera que haya empacado su uniforme fue muy meticuloso.

ʺNo me mires así, Marco lo trajo, pero fue mamá quien lo empacó". Antes de que Edward pudiera decir una palabra más, alguien tocó la puerta. Rocío agarró su ropa y corrió al baño. Sus rápidos reflejos demostraron su experiencia como soldado, pero también hicieron que Edward se diera cuenta de una cosa; dado que Rocía había corrido cuando tocaron a la puerta, él había sido lo suficientemente estúpido como para creer que su esposa se atrevería a salir con solo una camisa puesta. De nada servía llorar sobre la leche derramada.

ʺAdelanteʺ, dijo Edward, abriendo la puerta. Afuera estaba un camarero con un carrito de comida. Cuando salió a recoger la ropa, también había ordenado algo de comer. Como no iba a ese hotel a menudo, no estaba familiarizado con las opciones del menú, así que escogió algo cuidadosamente y pidió que lo llevaran a su habitación, lo cual había resultado más conveniente para Rocío, y también les dio más tiempo para estar solos.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top