MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 566 Rocío se ha vuelto loca (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6492

Updated: 2019-08-04 01:28


"¡Rocío, espera!". Edward salió corriendo, intentando detenerla. Sin embargo, había sido entrenada en el ejército. ¿Cómo podría Edward tan siquiera pensar en intentarlo?

"¿Qué está pasando? ¿Están enojados?". Al escuchar todo ese ruido, Cynthia salió de su habitación, tratando de interceptar a Edward para preguntarle lo que había sucedió, pero solo obtuvo como respuesta sus rápidos pasos.

"Coronel, ¿acudirá a una misión?". Marco también salió corriendo con su arma. Al ser un escolta, también se encontraba armado. Se preguntaba por qué Rocío se veía tan enojada y caminaba tan apresuradamente. ¿Habría recibido algún aviso sobre una misión de alta prioridad?

"Dame tu arma, y no me sigas". Rocío se detuvo y tomó la pistola de la mano de Marco. Antes de que él pudiera decirle algo, la Coronel continuó corriendo hacia fuera.

"¡Marco, ve y recupera tu arma!". Edward le gritó desesperado. Mientras corría persiguiendo a Rocío, Edward perdió el equilibrio, cayendo de las escaleras. Afortunadamente, solo se tropezó unos cuantos pasos, por lo que no se lastimó, pero mientras recobraba el equilibrio, Rocío se había alejado más.

"Coronel, ¿a dónde va? ¡Se ha llevado mi arma!". Haciendo caso a Edward, Marco comenzó a correr detrás de Rocío, buscando recuperar su arma. Rocío continuaba corriendo furiosamente hacia adelante. Al verla correr de esa manera, Marco pensó que debía tratarse de algo serio. No era una misión cualquiera.

"¡Regrese! ¡Es una orden!". Rocío levantando una ceja, dio una orden con voz seria. Marco se detuvo al instante y no se atrevió a continuar. Era un soldado, así que debía obedecer sus órdenes, sin osar desobedecerla.

"Sra. Mu, ¿a dónde va?". Lucas acaba de regresar de algún sitio. Antes de que pudiera bajarse del auto, Rocío lo echó, entrando a su vez con gran agilidad.

"¡Lucas, apresúrate! ¡Detenla!". Como Marco no pudo detenerla, Edward se dirigió a Lucas en busca de ayuda. Sus de

ido una pena tan amarga, le rompía el corazón en mil pedazos. Aquel sentimiento no le era ajeno. Podía sentir lo devastada que debió haber estado su madre después de descubrir que Leo la había engañado. Al ser traicionada por ese hombre a quien amaba tanto, debió sentirse desconsolada.

Al momento del accidente, debió haber estado impactada. Y como madre, debió sentirse aterrada. Siempre había sido una mujer considerada. En aquel momento, lo que sea que hubiera pensado, definitivamente no era para protegerse ella misma, sino al bebé que llevaba en su vientre. Sin embargo, ese bebé murió a pesar de quererlo. Todas las esperanzas que tenía habían sido asesinadas, y su amor por este mundo terminó. Se mostraba reacia a dejar a Rocío sola, pero no había nada que pudiera hacer.

El rostro de Rocío estaba cubierto de lágrimas, y tenía el corazón destrozado. Nunca se había sentido así antes. Tocaba la bocina del auto insistentemente, rebasando a otros autos en la carretera. Era tan cruel haber privado a su madre de toda esperanza. La traición de Leo ya la había decepcionado. ¿Qué podría ser peor? El bebé que quiso salvar murió en el acto. Y lo peor de todo, ella también murió. Pensando en eso, Rocío se quedó sin aliento. ¿Esta era la llamada "justicia"? ¡Era totalmente injusto!

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top