MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 584 No necesito tu ayuda (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7056

Updated: 2019-08-06 04:41


"Las cosas externas están fuera de mi control. Fue culpa mía haberme lastimado. Pero, ¿en verdad te preocupas por mí?". Rocío levantó la cabeza, mirando a Edward con escepticismo. Había cierta instigación en sus ojos.

"Maldición, ¿necesitas hablarme de una manera tan agresiva? Rocío, ¿sabes lo mucho que quisiera que no me importaras? He tratado de ignorarte tanto como puedo. Pero me importas tanto que no tengo más remedio que preocuparme por ti".

De pronto, Edward la tomó entre sus brazos con mucha ternura. ¡Sí! Siempre salía perdiendo cuando se trataba de su querida esposa. Se rindió ante la lastimosa impotencia, el dolor y el sufrimiento de Rocío. Su arrogancia se había esfumado. Lo único que sentía ahora era la culpa y el remordimiento de verla de así.

La calidez y el aroma de ese abrazo eran reconfortantes para Edward. Sin embargo, para Rocío era extraña. El amor todavía estaba allí, pero había una fuerte frustración que la abrumaba. De pronto tuvo una percepción. Había entendido que él no era un hombre para ser dominado, o quizás, ella simplemente no tenía la capacidad para hacerlo. Había subestimado su arrogancia y su fuerte carácter. No era más que un joven burgués criado en una familia rica. Debió haber sobreestimado el amor que Edward sentía por ella. Estaba deprimida y triste. Sentía como si nunca hubiera conquistado el corazón de su marido. ¿Conocía tan siquiera al verdadero Edward? En esos momentos, todo lo que sentía era confusión e impotencia.

"Si no quieres preocuparte, siempre tienes la oportunidad de tomar otras decisiones. Hay una gran distancia entre nosotros, somos casi de dos mundos diferentes. No importa cuánto lo intente, tu posición siempre estará fuera de mi alcance". Rocío expresaba esa gran frustración por primera vez desde que se había casado con él. Mostraba su fragilidad y humildad sin ningún tapujo. Por primera vez en su vida, sentía un impulso creciente de alejarse del abrazo de Edward. Quería irse lo más lejos posible. Ahora tenía miedo de que llegara un día en que se cansaría de aquel juego de perseguir algo inalcanzable.

"No, Rocío

mportamiento?

"No te preocupes. Tendré cuidado". Sin importar las protestas y la reticencia de su esposa, Edward limpió suavemente la tierra y la arena de sus pies. Tenía que hacerlo con cuidado para no tocar sus heridas y agravar su dolor. Las lágrimas brotaron de sus ojos al ver los tobillos de su querida esposa. Estaban enrojecidos e hinchados. Al ver sus herida, estaba seguro de que se debió lastimar previamente, cuando él se molestó con ella. Ella no habría tenido que quitarse los zapatos y caminar descalza por este sendero si él no se hubiera enojado saliendo apresuradamente del lugar. Él era el culpable por todo el dolor que su amada estaba padeciendo.

Edward finalmente entendía por qué su esposa rechazaba su amor y cuidados, y por qué quería huir de él. Sus palabras y acciones le habían causado dolor y angustia. Deseaba llevarla a esta ciudad para pasar un tiempo feliz y relajado. Pero nunca pensó que acabaría aumentando su dolor y sufrimiento.

Rocío se mordió el labio para evitar mirar la hermosa cara de su marido. Preferiría volverse para mirar el sendero que daba al pie de la montaña. Un extraño sentimiento se apoderó de ella. Estaba tratando de recordar algo, y una imagen parecía surgir repentinamente en su mente. Pero fue solo un instante, pues desapareció antes de que pudiera visualizarla. Rocío se esforzaba tratando de recordar. Pero nada le llegaba a la mente.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top