MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 597 Las pertenencias de su madre (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5555

Updated: 2019-08-08 02:44


ʺ¡Oh! ¡Parece que no hay nadie en casa! ¿Y la señora Wu?ʺ. Rocío sabía que Marco había regresado a la base militar, pero nunca se imaginó que Jonathan y Cynthia también fueran a salir. Así que no sabía qué hacer en ese momento.

ʺLa señora Wu salió a comprar algunos vegetales con Gimena, pero aún no han regresado. Todas las demás personas están ocupadas en sus respectivos trabajos. Mami, por favor llévame contigo. Te prometo que me portaré bien y no causaré ningún problemaʺ, dijo Julio con los ojos llorosos y levantando la cabeza para poder ver a su madre.

ʺDéjame pensarloʺ, contestó Rocío frunciendo el ceño. Un tanto desconcertada, trató de pensar en una solución. Si Clara no le había pedido que fuera sola, entonces no habría ningún problema en llevar a Julio con ella. Pero... después de todo él era un niño, así que Clara no tendría por qué ofenderse.

ʺEstá bien, piensa rápidoʺ, dijo Julio con una gran sonrisa y desapareció de inmediato. Su verdadera intención no era salir a divertirse con su madre, él quería acompañarla porque estaba muy preocupado por las lesiones en sus pies. Le había prometido a su padre esa mañana que cuidaría a su madre cuando él no estuviera.

ʺEstá bien, puedes venir conmigo. ¡Vámonos!ʺ, dijo Rocío con una sonrisa de resignación. Había decidido llevarlo con ella ya que en los últimos días no habían pasado mucho tiempo juntos. Después de su reunión con Clara, podría llevarlo a su KFC favorito. A Rocío no le molestaba que su hijo ocasionalmente comiera comida rápida.

ʺ¡Guau! ¡Sí! ¡Mi mami es la mejor!ʺ, exclamó Julio, mientras se liberaba de los brazos de su mamá y corría hacia el jardín con entusiasmo

, habría notado la sonrisa reprimida de su madre, quien casi explotaba en una carcajada al ver su cara avergonzada.

ʺ¿Solo cincuenta?ʺ. Rocío se mordió los labios e hizo todo lo posible por contener el impulso de reír. En secreto continuó burlándose de la cara de su hijo.

ʺ¿Qué tal cincuenta y cinco? No puedo hacer más de cincuenta y cinco. ¡Probablemente moriría si hiciera más de eso!ʺ. Julio le mostró sus cinco dedos a Rocío, abrió mucho los ojos e hizo un puchero fingiendo dolor.

ʺEso pasa porque no has hecho suficiente ejercicio recientemente y parece que has estado comiendo en exceso. Tengo que ser más estricta contigo. Además del ejercicio, también debes vigilar tu dietaʺ. Rocío frunció el ceño cuando mencionó el tema de comer; se preguntó de dónde había heredado Julio su glotonería. ¡Su hijo era un amante de la buena comida!

ʺ¡Oh! ¡Dios mío! ¡Mejor mátenme!ʺ. Al escuchar las palabras de su madre, Julio golpeó su cabeza contra la cabecera del respaldo, con una expresión exagerada. Soltó un grito de lamento, como si estuviera esperando a que llegara el día del juicio final.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top