MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 609 La ciudad en alerta máxima (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7014

Updated: 2019-08-10 03:42


Rocío sonrió gentilmente y no dijo nada más. Bajo esas circunstancias, tenían que ser muy cuidadosa porque cualquier error le podría costar su única oportunidad de salir, y eso no se lo podía permitir.

"Te ves tranquila". Paula volvió, seguida de Hero y otros. Luego, se paró en la puerta con una sonrisa y cruzó los brazos al nivel del pecho.

"¿No nos trajiste aquí para matar tu tiempo libre? Porque se nota que tienes demasiado tiempo", se burló Rocío. Las mujeres celosas eran crueles y despiadadas, y Paula era un ejemplo de esto, pues había hecho todo tipo de locuras por celos. Rocío se preguntó si ella pensaba en su bebé mientras hacía todas estas cosas, ¿no le preocupaba que sus acciones tan radicales pudieran hacerle daño al feto?

"Di todo lo que quieras ahora, ya que más tarde solo llorarás". Paula sonrió en desaprobación, solo tenía que esperar un poco más. Una vez que su primo se fuera, podía hacer lo que quisiera para vengarse de esta mujer arrogante y grosera.

"Me temo que tendré que decepcionarte, ya que los soldados sudamos y sangramos, pero jamás lloramos. Mucho menos frente a escorias como tú". Rocío estiró sus extremidades para verificar si ya había recuperado su fuerza, pero no fue así. Estaba preocupada, preguntándose qué droga le habían hecho beber y por qué su efecto no había desaparecido todavía.

"La Coronel Ouyang, además de ser buena en artes marciales, también es muy elocuente. Vaya boca que tienes, estoy impresionado". Hero aplaudió. Se sentía cada vez más atraído por Rocío.

"Aunque es asqueroso oírte, es más repugnante haber atraído la atención de un animal como tú". Rocío estaba asqueada por la mirada lujuriosa de Hero. Así que trató de irritarlo.

"¡Ja! ¿Quieres irritarme? No soy tan mezquino. Por el contrario, me encanta verte enojada. Pensé que siempre eras indiferente, pero veo que también tienes otras formas de ser que me hacen interesarme más en ti".

Hero expresó, frente a los demás, su adoración por Rocío. Parecía que sus sentimientos eran reales. Aunque, evidentemente, su amor era egoísta. Era una especie de senti

obtener lo que quieres. ¿Qué clase de madre eres? ¿Realmente quieres a Edward?". Rocío odiaba cuando la gente usaba a sus hijos como fichas en una negociación. Por tanto, despreciaba lo que Paula estaba haciendo.

"Rocío, ¿puedes jurar que nunca has usado a tu hijo para llamar la atención de Ed? ¡Acéptalo! En ese sentido, eres más despreciable que yo". Paula miró a Rocío con desprecio, pues no creía que ella nunca hubiera usado a su hijo Julio para llamar la atención de Edward.

Los labios de Rocío temblaron y no dijo nada más. No sabía si Edward se había interesado en ella por Julio. Ni siquiera la reconoció cuando llevó a Julio a su oficina ese día, parecía que su hijo era realmente la clave de su reencuentro. Se quedó sin palabras y sin saber cómo responder a los comentarios de Paula.

Paula, por su parte, al ver que Rocío no respondía le dijo con una sensación de victoria en su voz: "¿Te quedaste sin palabras? Siempre piensas muy bien de ti misma, ¿no? Pero en realidad solo eres una farsante".

"Paula, mi silencio no significa que estoy aceptando cada mierda que me estás planteando. Cuando llevé a Julio con su padre, no tenía ninguna intención de que se fijara en mí, pues solo quería que conociera a su hijo. Estábamos y seguimos casados. Si Edward se acercó a mí por Julio, no fue porque utilicé a mí hijo para esos fines. Nunca iría por allí apostando con mi hijo".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top