MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 610 La ciudad en alerta máxima (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6541

Updated: 2019-08-10 03:58


Rocío dijo aquello con el ceño fruncido, nunca había tenido miedo de afrontar sus actos, sean estos buenos o malos y tampoco temía admitir sus errores. Era su naturaleza.

"¿Que no hiciste nada malo? Tu error es que no deberías haber aparecido en la vida de Ed con este niño. Arruinaste mi relación con él. Me amaba tanto... ¡hasta que apareciste y me lo robaste! ¡Tú eres la otra mujer!".

Paula estaba tan alterada que levantó la mano y abofeteó a Rocío. Pero, aunque todavía estaba débil, Rocío la esquivó con rapidez.

"Paula, ¿ya terminaste? Deja de molestar. Tengo que encargarme de algo más tarde. Escucha. No puedes lastimarlos o me voy a enojar". Ahora, Hero tenía curiosidad por saber más sobre Edward. ¿Por qué Paula estaba tan obsesionada con él? ¿Cómo hizo para que una mujer tan fría y distante como Rocío se enamorara de él?

"No estoy molestando. No puedes estar de su lado. Ella es la malvada en todo esto. Robó a mi novio y destruyó a Lin Group. Todo lo malo que me pasó fue por su culpa y ahora, la estás eligiendo a ella por sobre mí. ¿Tan perfecta es? ¿Cómo es que los tiene a todos hechizados?".

Las palabras de Hero dispararon la ira que Paula guardaba hacía mucho tiempo. Él estaba aquí para ayudarla a encargarse de Rocío. Pero parecía haberlo olvidado. Lo que era más, se había convertido en su aliado. Paula no esperaba algo semejante.

"Prometí sacarla de la ciudad, incluso del país. ¿Por qué sigues enojada?". Hero era intolerante. Había soportado la grosería de Rocío solo porque estaba obsesionado con ella, pues fue una excepción. Nadie más podía hacerle lo mismo, ni siquiera su prima.

"Yo... estoy enojada porque la estás protegiendo". Paula apretó los labios y bajó la voz. Sabía muy bien que su primo, de aspecto permisivo, era en realidad muy frío.

Al llegar a Tea Fragrance, Edward estaba muy ansioso por estacionar el auto y, tan rápido como pudo, bajó y fue a donde estaba Lucas. Todo ese tiempo, estuv

ser alguien muy importante.

Fue fácil para la policía forzar la cerradura. En tan solo unos minutos, la puerta ya estaba abierta. Pero, para preservar la escena, todos ingresaron con cuidado. Dentro había rastros de peleas. Había mesas y sillas desparramadas por todo el lugar. Todos estaban convencidos de que ahí había sucedido algo que estaba relacionado con la desaparición.

"Averigüe cualquier cosa, por más insignificante que parezca, sobre el propietario de este lugar, incluido el nombre, los antecedentes y las conexiones sociales", Kevin, quien inmediatamente se hizo cargo de la situación, le dijo al Sr. Yi con seriedad. Luego, llamó a la base militar para reunir hombres así podían encontrar a Rocío y Julio.

Apenas colgó el teléfono, Edward se dirigió a la escena del crimen. Fue el último en entrar. Al ver el desastre adentro, se puso blanco como papel y se tambaleó de la angustia. El teléfono casi se le cae de la mano.

La desaparición de la Sra. Mu y su hijo hizo que toda la ciudad estuviera en alerta máxima. Hombres vestidos de negro, policías, soldados y oficiales militares poco comunes en las calles fueron movilizados para buscar a los desaparecidos. Todos los habitantes de la ciudad sabían que algo andaba mal, pero eran pocos los que sabían qué estaba sucediendo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top