MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 613 El teléfono celular (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6221

Updated: 2019-08-11 00:02


En todas las novelas de amor, el héroe eventualmente llegaría a salvar al amor de su vida, pero Rocío no esperaba que Edward apareciera de la nada y la rescatara del lugar donde se encontraba. Ella era una mujer sumamente inteligente y realista y no creía en tales coincidencias. Rocío sabía que ella misma era su mejor salvadora cada vez que se encontraba en peligro. Pero ese día ni siquiera se imaginaba el peligro que la acechaba.

ʺRocío, ¿no te sientes cómoda estando atada, verdad?ʺ. De pronto, vio a algunas personas entrar a la habitación, seguidas por Paula.

ʺSi quieres saber cómo me siento, puedes atarte tú también. Anda, no seas tímidaʺ, dijo Rocío, suspirando resignada. No tenía idea de lo que Paula estaba tramando.

ʺNo soy tan estúpida. No me interesa cavar mi propia tumba. En este momento, necesito algo más emocionanteʺ, dijo Paula mientras sacudía su dedo frente a Rocío, con una sonrisa burlona.

ʺLo siento. No me gustan tus jugarretas. Quizás tengas que encontrar a alguien más con quien jugarʺ. Ese panorama tan desolador causó escalofríos en el corazón de Rocío. Estaba un poco asustada.

ʺNo, estás equivocada. Eres muy importante en mis juegos. Tienes una cara muy bonita, sería una lástima que no le hiciéramos nadaʺ, dijo Paula mientras frotaba las mejillas de Rocío con sus largas uñas.

ʺPerra, no toques a mi mamáʺ, Julio le gritó a Paula, visiblemente asustado. Tenía miedo de que esa perra loca pudiera lastimar a su madre por accidente o a propósito. Aunque sabía que Edward seguiría amando a su madre sin importar cómo se viera, no podía evitar preocuparse por su bienestar.

ʺBastardo, cállate, o te cortaré la lenguaʺ. Inesperadamente, Paula se dio la vuelta y abofeteó a Julio, el golpe adormeció su pequeño rostro. El chiquito estaba sorprendido por la reacción de esta mujer y se enfureció aún más. Sabía qu

bó con su cuerpo.

"¡Ay! ¡Atrapen a ese bastardo! ¿Por qué no está atado? ¿Cómo pudo liberarse y derribarme?ʺ, dijo Paula dando un paso atrás, después de que alguien que estaba parado cerca de ella la había ayudado a levantarse. Después de unos segundos pudo recuperar el equilibrio. Se había enojado tanto que matar a Julio pasó por su cabeza. No sentía piedad por ese chico.

ʺ¡Paula, no te atrevas a lastimar a mi hijo! Si lo haces, te prometo que te atraparé y haré que pagues las consecuencias. No estoy bromeandoʺ. Rocío no tenía tiempo de sentirse triste por la herida en su rostro o la sangre que goteaba por su mejilla. La seguridad de Julio era su única prioridad en ese momento. Miró a Paula fijamente a los ojos; sabía que tenía que actuar antes de que fuera demasiado tarde.

ʺA mí déjenme este diablillo. Lo obligaré a que pague por todo el daño que me ha causadoʺ. El odio de Clara hacia Julio se había ido acumulando poco a poco. Desde el día que llegó a FX International Group, Julio la había estado desafiando y siempre la insultaba con desprecio. Ella había tenido que tragarse su ira y su odio hacia él durante mucho tiempo. Pero ese era el momento que había estado esperando para cobrar venganza y hacerlo sufrir.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top