MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 615 El teléfono celular (Tercera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5271

Updated: 2019-08-11 01:10


Aunque nunca pensó que su mujer pudiera establecer una contraseña para el portátil de Julio como había dicho. Pero siendo realista, era una mujer de palabra y era por eso que Edward la amaba tanto, a pesar de no tener idea sobre dónde estaba, o si aún seguía viva.

"Tienes razón en eso, pero seguro que hay algo en que pueda ayudar. Cuando todos ponemos de nuestra parte, logramos hacer algo", murmuró Daniel en voz baja. No se atrevía a hacer un sonido fuerte, porque no tenía idea de lo que Edward estaba haciendo.

"Si quieres ayudarme, por favor ve y trae a Pol aquí. Lo necesito conmigo ahora mismo", dijo Edward y, al instante, apartó la vista de él y empezó a mover el teclado rápidamente. En menos de un minuto, descifró la contraseña. Así que ahora el computador de Julio tenía acceso libre. Sabía que Rocío solo había establecido una contraseña para poner a prueba a su hijo o, de lo contrario, no habría usado números tan simples y predecibles.

"No hay necesidad de hacer eso, ya viene en camino". Daniel se tocó la nariz y pensó que si Pol no estuviera realizando una operación quirúrgica cuando llamó, ya habría llegado y entonces Edward no tendría que pedirle que lo trajera.

Edward estaba seguro de que habría todo tipo de aplicaciones en el ordenador de Julio. Sin embargo, cuando vio tantos iconos en la pantalla, sintió un poco de ansiedad. Sintió como si Julio quisiera poner a prueba las habilidades informáticas de su papá.

Aunque el hecho de que hubiera instalado tantas aplicaciones en su computador fortaleció la confianza de Edward en localiz

si no estuviera atada así. Pero esa era la única forma en que Paula la tenía indefensa.

"Basura, serás castigada, te doy mi palabra. Si salgo de esta, te torturaré y te haré gritar dolorosamente, como un cerdo en el matadero", gritó Julio quien se sentía impotente al ver a Paula abofeteando a su madre; aunque sabía que su madre era una soldado valiente y podría soportar todo tipo de dolores, psicológica y físicamente, con el fin de proteger su honor y dignidad. Ella no solo era un ser humano honorable sino también una soldado calificada.

"Bastardo, no puedes salvar a tu madre, ni a ti mismo. Primero te hago llorar como un cerdo", dijo Clara sarcásticamente. Ella había perdido su conciencia limpia y bondad desde hacía años. Entonces, no le importaba ser dura y cruel con cualquiera que creyera que era su enemigo. Estaba lista para lastimar a un pequeño niño que no estaba haciendo nada más que proteger a su madre. Clara se acercó a Julio y lo derribó. Todos pudieron ver la cabeza del niño golpeando el suelo con un ruido espantoso.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top