MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 620 El Rescate (Tercera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5891

Updated: 2019-08-12 00:02


Rocío observó todo con frialdad. Si eso hubiera sucedido en el pasado, definitivamente habría evitado que Edward lastimara a una mujer embarazada, pero no en ese momento. Aprendió que tener piedad de los enemigos era maltratarse a sí misma. Y sabía que Paula no merecía que le tuvieran piedad. Su corazón estaba lleno de odio y resentimiento, y no había lugar para arrepentimientos o compasión por personas como Paula. Ella tenía que pagar por todos sus pecados en ese momento.

"No te sientas tan segura de ti misma. La confianza ciega no te servirá de nada. ¿Quieres divertirte? Déjame concederte tus deseos ahora".

Edward nunca fue un hombre benévolo y misericordioso. Podía parecer tierno y gentil, pero si tenía que enfrentarse a algún enemigo, no mostraba piedad. Era literalmente como un león dormido, listo para lanzar su ataque si las personas cruzaban la línea.

"En cuanto al resto de ustedes, levántense si aún no están muertos", exigió Edward con severidad mientras sus ojos se fijaban en los matones. No tenía prisa en lidiar con ellos, puesto que ya estaban noqueados. No les quedaba energía para atacar o escapar. Antes de hacer nada, quería tomarse su tiempo para averiguar exactamente cuál de ellos había humillado a su esposa. Tan pronto como lo descubriera, ¡le cortaría las manos y se las daría de comer a los peces!

"¿Qué es lo que quieres? ¡No olvides que estoy embarazada!". Paula era lo suficientemente inteligente como para leer lo que Edward tenía en mente. De manera que observó todos y cada uno de sus movimientos con una sensación de terror.

"¿Ahora te acuerdas de que esperas un bebé? ¿De verdad crees que mereces que te llamen madre con ese comportamiento despiadado que tienes? Pero no hay necesidad de ponerse tensa. Ten

stazo alrededor de la habitación con sus grandes ojos redondos, que se detuvieron en los hombres enmascarados que estaban detrás de su abuelo. Julio los miró de arriba abajo con curiosidad y pensó que eran realmente geniales.

Ante la petición, los hombres miraron inmediatamente en dirección a Jonathan. No fue hasta que este asintió con la cabeza que uno de ellos se agachó y levantó a Julio. Claramente, solo seguían las órdenes de Jonathan.

"¡Te sugiero que te quedes quieta, vieja! De lo contrario, no puedo garantizar que no te corte el cuero cabelludo accidentalmente". Al ver a Julio sacar una cuchilla afilada de su mochila, supieron lo que estaba haciendo. Ahora todos entendieron a qué se refería cuando dijo que Clara debía arrepentir y confesarse ante Buda. Él iba a raparle la cabeza. Aunque Julio lo hacía principalmente por diversión, para una mujer que se preocupaba tanto por su apariencia podría ser una pesadilla.

"¡Cómo te atreves!". Clara se dio cuenta de lo que Julio estaba a punto de hacer con ella y trató de zafarse de las garras sin importar lo vergonzoso que se veía. De todos modos, ella preferiría morir antes que convertirse en monja.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top