MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 633 Ella es mi hermana (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8371

Updated: 2019-08-13 21:16


"Está bien, ya no me contendré más. Así que prepárate para conocer todos mis defectos. Y puede que no te guste lo que encuentres. Te fastidiaré hasta que te hartes de mí". Brian encogió los hombros tratando de ocultar sus ojos enrojecidos, pues se encontraba increíblemente conmovido.

"Eso no va a suceder, porque durante todo este tiempo, jamás me has molestado. así que ¿cómo podría hartarme de ti?". Mientras le daba palmaditas en su espalda, los ojos de Rocío también se enrojecieron. Honestamente, no le importaría perder a todos los de su familia, excepto a Brian. No quería perderlo, pues era el único con el que compartía lazos de sangre y que aún le importaba.

"Chico, ¿sabes que me estás poniendo un poco celoso?". La mirada de Edward se veía juguetona, pero su tono indicaba lo contrario.

"Pues esto es lo que quiero. ¿Realmente estás tan celoso? Pues ven y detenme". Brian no se alejaba de Rocío, e incluso presionó su rostro contra el de ella, mirando a Edward con burla.

"¡Eh! Debes necesitar mucho amor, dada la situación de tu familia. Está bien, te la prestaré un rato para que te apoye". Edward vestía ropa casual, el cuello de su camisa estaba ligeramente abierto, dejando a la vista sus tan bien definidos músculos, haciéndolo ver salvaje y atractivo.

"¿Prestar? Ella es mi hermana. ¡Cuida tu boca, imbécil! No te lo advertiré de nuevo". Brian todavía se aferraba a Rocío despreocupado, peleando de nuevo con Edward. Parecía que esta era su manera de llevarse con él. Ya que Rocío era la manzana de la discordia entre ellos dos, jamás se llevarían bien el uno con el otro. Eran como Samuel y Kevin, solo que Samuel estaba obsesionado con su hermana menor, mientras que Brian estaba obsesionado con la mayor.

"No olvides que tu hermana ahora es mi esposa, y que estará a mi lado toda la vida. Pero tú, eventualmente pertenecerás a otra mujer en el futuro. Entonces dime, ¿quién ganará al final?".

Edward no cayó en sus provocaciones. Su rostro aún estaba relajado, mientras que sus ojos brillaban con humor. Con unas pocas palabras, aplastó brutalmente el orgullo de Brian.

"¿Y qué? Yo siempre seré su hermano. Mientras que un marido... Ese se puede cambiar en cualquier momento. Muchas mujeres tratan a sus maridos como papas fritas, no pueden tener solo uno". Brian solo se sintió desanimado por un segundo. Y rápidamente respondió. No sabía la razón, pero siempre se alegraba al ver a Edward quedarse sin palabras.

"Brian, ¿estás tratando de hacerme enojar?". Ed

ropia casa? ¿Por qué su propio hijo conservaba esa foto en su habitación como si fuera una especie de santa? No podía aceptar esto sin importar nada.

"¿Qué estás haciendo? Además, ¿quién te dijo que podías estar en mi habitación?". Brian miraba fríamente a Yasmina, con los ojos llenos de furia. Sus ojos se posaron en el portarretratos que había destrozado en su arranque de ira, provocando un ambiente gélido.

"Brian, has... has regresado". Yasmina levantó una mano para arreglar su cabello, que se había desacomodado debido a su arranque de ira. Miraba a su hijo con sorpresa. Ya que no creyó que volvería tan pronto. No solo estaba nerviosa, sino que también sentía un ligero rencor en contra de él.

"Dije, ¿qué demonios estás haciendo?"., Brian preguntó, mientras fruncía el ceño. Su voz era seria y distante. Yasmina nunca había visto ese lado tan distante, por lo que no pudo evitar temblar.

"Yo...". Su madre movió los pies lentamente, demasiado incómoda para responder a su pregunta. No era una bonita sensación la de ser atrapada con las manos en la masa.

"Para ser honesto, tu comportamiento es horrible. Es solo una foto, ¿por qué enojarse por eso? Te has pasado de la raya". Brian se acercó paso a paso, luego se inclinó para recoger la foto, pero fue cortado por el cristal roto. Sin embargo, no dijo nada, solo extrajo en silencio unos pañuelos del dispensador de servilletas para limpiar la suciedad de la foto. Frunció el ceño, sin importarle lo que su madre pensara.

"Tú mismo dijiste que era solo una foto, entonces ¿por qué te importa tanto? ¿Acaso esta foto es más importante que tu madre? Tú eres el que tiene problemas mentales".

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top