MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 638 Una visita al cementerio (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7594

Updated: 2019-08-14 13:18


Rocío estaba en el cementerio una vez más. La diferencia era que esta vez, además de Julio, Edward también la acompañaba.

El corazón de Rocío latía tan fuerte que podía escucharse. Hoy, Edward conocería a su madre. Cumpliendo los deseos de Grace, al final se casó con su amado Edward. Le agradecía por haberla traído a este mundo y por haber acordado un matrimonio tan dichoso para ella.

"Mamá, hoy me acompaña un hombre muy importante para mí. ¿Estás emocionada? Tú lo elegiste para mí". Rocío acarició delicadamente el retrato de su amada madre. Había algo de melancolía en sus ojos, pero mostraba una sonrisa de felicidad en su rostro. Edward era el mejor regalo que quería mostrarle a su madre.

"Gracias por tu gran amor hacía mí. Por encargarte de todo antes de fallecer, por tus incesantes cuidados en cada aspecto de mi vida. Gracias por todo lo que has hecho por mí. Sé que no lo hiciste por eso, pero aun así quiero decirte cuánto te lo agradezco, por ser tu hija, esa pequeña que cuidabas más que a nadie".

Rocío murmuraba, con la voz entrecortada. Se mordía el labio para evitar que las lágrimas corrieran por sus mejillas. No quería que su madre la viera llorar. Tan solo quería mostrarle su más bella sonrisa. Le debía tanto. Pues incluso después de su partida continuaba cuidando de ella.

Edward apretaba los labios con fuerza. Colocó suavemente en la lápida el ramo que sostenía en su mano. Con una mirada triste, se arrodilló lentamente frente a la tumba. Al ver esa escena, Rocío abrió los ojos totalmente impresionada.

"Mamá, gracias por traer a Rocío a mi vida. Sé que ella sufrió mucho antes de casarnos. En este momento te prometo que siempre cuidaré de tu pequeña Jasmine. Prometo amarla con todas mis fuerzas hasta mi último aliento. Después de todo, el destino nos unió cuando éramos pequeños".

La expresión en la mirada de Edward reflejaba sinceridad. A pesar de su voz temblorosa, estaba seguro de lo que decía. Ya anticipaba que al mencionar el nombre de Jasmine, definitivamente llamaría la atención de su querida esposa, pero no tenía la intención de seguir ocultándolo. Quería mostrarle a Rocío que no era la única que había amado a alguien por tantos años. Él también se había enamorado de ella muchos años antes de que se cas

ocara sus labios, no hasta que apareció Rocío.

"¡Disparates! Pretendes embaucarme solo porque no puedo recordar lo que me estás diciendo ¡Nunca he sido una chica atrevida! Y más importante, me gustan los hombres guapos. ¿Eras guapo de niño?". Rocío se sonrojó al instante. No creía que hubiera besado a un niño mayor cuando era pequeña.

"Acabas de decir que no puedes recordarlo. Entonces, ¿cómo puedes decir que no lo hiciste? Es obvio que yo era un niño lindo y guapo. Por eso es que soy tan atractivo ahora". Mientras Edward fijaba sus ojos en la cálida sonrisa de Grace, decidió desde el fondo de su corazón que amaría a Rocío profundamente por el resto de su vida, sin importar lo que sucediera.

"Papá, ¡eres un mentiroso! Mamá es tímida, nunca tomaría la iniciativa de acercarse a un chico". Julio había estado escuchando en silencio a sus padres, y finalmente expresó su opinión. Instintivamente, tenía que proteger a su madre. Estar de su lado era algo natural.

"Tu madre se volvió tímida solamente después de todo el sufrimiento que tuvo que afrontar. Era atrevida cuando era pequeña. Hijo, no hables de cosas que no sabes". Edward agitó su mano en un intento de callar a su hijo.

"Estoy de acuerdo con Julio, no voy a admitir que me acuses de ser atrevida de niña. Si quieres avergonzarme, será mejor que encuentres una mejor excusa". Honestamente, Rocío no estaba segura de si realmente habría hecho eso en el pasado. Pero no quería que Edward la molestara más tarde, así que lo negó todo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top