MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 642 Gracias por venir (Tercera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5505

Updated: 2019-08-15 11:51


ʺParece que también tendré que quitarte el televisor teniendo en cuenta todo lo malo que has aprendido ahíʺ, dijo Rocío. Inmediatamente después puso manos a la obra y lo apagó.

ʺ¡Oh no! El prejuicio está más lejos de la verdad que la ignorancia. ¿Mamá, está mal ser honesto? ¡Te acabo de decir la verdad!ʺ, dijo Julio, mientras miraba desconsolado la pantalla oscura del televisor.

ʺNo hay nada malo en decir la verdad. El punto es que muchos programas de televisión no son adecuados para niñosʺ. A Rocío no le preocupaba que Julio se volviera un mal chico al ver la televisión, lo que ella pretendía era enseñarle qué tipo de programas de televisión podía ver y qué tipo de cosas no eran adecuadas para niños de su edad.

ʺMamá, me parece que también hay algunos inconvenientes con que pases tanto tiempo con el señor Mu. Cada vez aprendes más y más de su forma inflexible de serʺ. Julio inmediatamente se dio cuenta de que no debió haber dicho nada. Todo lo que dijo había sido un completo error. Ya se le había prohibido usar la computadora, y ahora también la televisión estaba prohibida. ¡Qué mala suerte! ¿Además de eso había más cosas divertidas en la vida? ¡No podía usar la computadora! ¡No podía ver la televisión! Para Julio era imposible imaginar su vida sin estas dos cosas.

ʺ¿Tienes algo más que decir?ʺ, preguntó Rocío, levantando las cejas. Desde que se habían mudado del edificio residencial de la base militar a la villa de la familia Mu, ese niño se había vuelto más y más travieso. Ya no era el mismo chiquillo de rostro tranquilo.

ʺNo, no. No tengo nada más que decir. ¿Cómo crees que me atrevería a decir algo más?ʺ,

había recibido ni un solo mensaje de texto o llamada hasta ese momento. Se preguntaba si Edward aún no había llegado a su destino, o si estaba demasiado ocupado para llamarla. Llegó a la conclusión de que ninguna de las dos cosas podría ser, pues Edward le había dicho que la llamaría tan pronto como llegara. Sin embargo ella olvidó preguntarle a dónde viajaría y qué vuelo tomaría. De haberlo hecho podría, revisar en la página de la aerolínea su hora de llegada con el número de vuelo, en lugar de estar esperando angustiada.

Continuó dando vueltas y vueltas en la cama. Estaba muy nerviosa. Se sentó en la orilla de la cama dudando si debía o no llamar a su esposo, o si debía esperar a que él lo hiciera. Finalmente decidió actuar de forma proactiva esta vez y marcó el número de Edward, pero todo lo que escuchó fue una señal de ocupado. Sabía que eso no era algo normal. En caso de que Edward siguiera en el avión, la respuesta debía ser: ʺEl número que marcó está apagadoʺ. Esa señal de ocupado la hizo sentirse más ansiosa y nerviosa. ¿Cómo podía el celular de su esposo estar ocupado?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top