MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 643 Gracias por venir (Cuarta parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 5984

Updated: 2019-08-15 13:22


Después de pensar un rato, Rocío marcó el número de Lucas. "El suscriptor que marcó se encuentra ocupado en este momento, por favor, intente más tarde". Su teléfono también le dio ocupado, Rocío frunció el ceño y ya no podía quedarse en su habitación. Se levantó y se dirigió al estudio, abrió la computadora para averiguar si hubo algún último informe de accidente aéreo o ataque terrorista, o noticias por el estilo. Después de navegar por todos los sitios web de noticias, afortunadamente, descubrió que no ocurrió tal percance, y se sintió un poco relajada, al menos, Edward estaba a salvo. 'Tal vez esté en una zona sin señal', pensó Rocío para sí misma.

Pasó una larga noche, y no pudo conciliar el sueño, por tal motivo, se despertó con los ojos hinchados por la mañana. Bajó las escaleras con el pelo revuelto y los ojos cansados, y pensó en tomar un desayuno sencillo antes de irse a trabajar. Desafortunadamente, en su camino hacia el comedor, se encontró con Jonathan, que volvía de hacer deporte, y se sorprendió por su mirada agotada y desordenada.

"Buenos días, papá", Rocío no estaba de humor para mirarse en el espejo después de levantarse, por eso no sabía cómo se veía en ese momento. Estaba tan confundida y perdida que ni siquiera se daba cuenta de la imagen caótica que daba en ese momento.

"Hola, buen día. No trabajes muy duro, Rocío, y, por favor, cuídate. Mira en lo que te has convertido ahora y cómo tienes los ojos", dijo Jonathan sacudiendo la cabeza con el ceño fruncido mientras se iba.

Rocío se sintió perpleja, se tocó la cara, pero no podía entender qué le pasaba. '¿Qué tengo en la cara?', pensó para sí misma. ¿Por qué Jonathan de repente se le ocurrió decirme eso?

"Señora Mu, por favor, ven, le he preparado el desayuno". La señora Wu vio a R

scucharlo, pero no hablaba, probablemente porque no se podía comunicar, y otras veces, miraba por la ventana en silencio.

"Marco, ¿podrías prestarme tu teléfono?", preguntó Rocío de repente, estirando sus manos hacia el asiento delantero.

"Sí, aquí está. Pero, ¿hay algún problema con su teléfono? ¿Puedo llevarlo al centro de reparación más tarde?", preguntó Marco honestamente, entregándole su teléfono móvil a Rocío.

'Quizá no suena porque está roto', murmuró Rocío mientras marcaba rápidamente el número. Como si fuera arte de magia, esta vez finalmente se pudiera comunicar, esto la convenció más de que había un problema con su celular.

"Hola, Marco, soy yo, Edward. ¿Por qué me estás llamando? ¿Dónde está tu Coronel?". La voz familiar de Edward vino del teléfono, y Rocío pudo sentir una fuerte sensación de cansancio en su voz que se mezclaba con un toque de tensión.

"Edward, eres un mentiroso", dijo Rocío, quien, al escuchar esa voz familiar, ya no pudo mantener la compostura, había encontrado una manera de desahogarse por toda la noche de incertidumbre y preocupación. De repente, comenzó a llorar, parecía tan delicada y atractiva incluso cuando estaba llorando.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top