MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 644 El país B (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7958

Updated: 2019-08-15 13:22


ʺOh cariño, eres tú. Estaba a punto de llamarte, no esperaba que me llamaras tú primero. ¿Y por qué me estás llamando del teléfono de Marco?ʺ. Edward había tenido un largo día de viaje, así que estaba completamente exhausto. Después de que su avión aterrizó, se apresuró a atender algunos asuntos comerciales urgentes y luego se dirigió a su hotel de inmediato. Tan pronto como entró en la habitación, recibió la llamada de su esposa. Antes de poner su equipaje en el suelo, respondió la llamada.

ʺEsa es una buena pregunta y la respuesta es toda una ironía. Estuve tratando de contactarte con mi propio teléfono por dos horas, pero no pude comunicarme, por eso decidí intentar con el teléfono de Marco y, mira por donde, funcionó. ¿Te importaría explicarme por qué?ʺ, dijo Rocío molesta. A pesar de que Marco estaba cerca, Rocío no pudo contener su ira y le alzó la voz a su esposo. Había estado tratando de llamarlo toda la noche, pero la respuesta que recibía una y otra vez eran grabaciones del buzón de voz. Incluso comenzó a tener extraños pensamientos de que algo malo podría haberle sucedido.

ʺDebes haberte preocupado mucho. Lo siento. Después de aterrizar me dirigí inmediatamente a atender algunas emergencias. Sé que es una mala excusa y debí haberte llamado antes. Lo siento, Rocío, de verdad. Por favor no llores. Eres Coronel del ejército. ¿Lo recuerdas? Seguramente no quieres que otros te vean asíʺ.

Escuchar el llanto de Rocío hizo que Edward se sintiera culpable, pues se dio cuenta de que su descuido había asustado a su esposa. Aunque ella era una mujer muy fuerte, debió haber sido inmensamente tortuoso no poder comunicarse con él durante toda la noche, de lo contrario no habría perdido la compostura de esa manera.

ʺNo me importa lo que otras personas piensen de mí. ¿Dónde estás?ʺ, preguntó Rocío con los ojos llenos de lágrimas. Esa noche había sido como una pesadilla para ella. No poderse comunicar con su esposo la hizo entrar en pánico. Peor aún, no tenía absolutamente ninguna idea sobre su destino del viaje. En ese momento se juró a sí misma que no permitiría que eso volviera a suceder.

ʺMe encuentro en el País B ahora mismo. Se dice que es uno de los mayores productores de diamantes. ¿Lo has visitado?ʺ, preguntó Edward con una sonrisa irónica pues nunca se imaginó que Rocío pudiera ser tan demandante. Edward la tenía en un concepto

debía dejarlo descansar, así que decidió terminar su conversación y dejarlo dormir.

ʺEstoy bien, cariño. Hablar contigo nunca me cansaʺ. Edward lo decía en serio. Si no se tratara de su esposa, ya habría interrumpido la conversación y colgado el teléfono. Su ternura y paciencia eran solo para Rocío.

ʺ¡Eso es muy dulce de tu parte! Si no estás tan cansado, entonces puedo seguir hablando contigo y usar tus palabras como canciones de cunaʺ. Rocío no había podido dormir en toda la noche, así que estaba tan cansada como Edward. Mientras hablaban, se recostó en el asiento trasero del auto, tratando de mantener los ojos abiertos.

ʺLamento que no hayas dormido bien anoche por mi culpaʺ, dijo Edward disculpándose. De hecho, nada de eso había sido a propósito. Sabía que Rocío debía estar preocupada en casa y tan pronto como aterrizó en el País B, se apresuró a atender las emergencias. Una vez que se desocupó, se fue directamente al hotel pues sabía que no podría platicar bien con ella mientras fuera en camino. Pero tampoco tenía la intención de dejarla esperando.

ʺYa está todo bien. Te extraño, Edward. Por favor vuelve prontoʺ. Rocío no estaba acostumbrada a expresar sus sentimientos tan abiertamente; pero con Edward no le importaba hacerlo. Se preocupaba tanto por él que a veces olvidaba los principios que se había establecido.

ʺYo también te extraño. No te preocupes, mañana estaré de regreso en casaʺ, dijo Edward con ternura, con el rostro iluminado de felicidad. Cuando escuchó a Rocío decir ʺTe extrañoʺ, se sintió lleno de una inmensa alegría y energía.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top