MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 645 El país B (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7329

Updated: 2019-08-15 13:22


"Está bien, ve a descansar. Llegaré a la base en unos minutos. Cuídate. Adiós", dijo Rocío sin colgar el teléfono, pues esperó escuchar el adiós de Edward.

"Está bien, adiós", respondió él, lanzando un suave beso por el teléfono antes de finalmente colgarlo. Luego, caminó hacia el baño mientras se desabrochaba el botón de la camisa como un leopardo después de una cacería. Realmente parecía agotado. Algo que, increíblemente, agregó un poco más de encanto a su apariencia. No era de extrañar que numerosas mujeres estuvieran locas por él. ¿Cómo podría alguien resistirse a un hombre tan atractivo?

País B era un lugar sin litoral ubicado en el hemisferio sur. La mayoría de sus áreas tenían un clima de sabana. La parte occidental, que era donde se alojaba Edward, era principalmente un desierto o una región semidesértica. El año aquí se dividía en estaciones secas y lluviosas. La temporada de lluvias era calurosa, mientras que la estación seca era fría. Ambos con gran diferencia de temperatura entre el día y la noche. En este momento, era temporada de lluvias, por lo que para alguien como Edward, que no podía soportar el clima cálido, era especialmente difícil quedarse aquí durante esta época del año.

Edward añadió un poco de aceite de lavanda en el jacuzzi y se metió en él para relajar sus músculos. Ahora, por fin, podía aclarar todo en su mente y descansar. Eran las tres de la madrugada allí, las nueve de la mañana para Rocío. Él tuvo un viaje de veinte horas de largo durante el cual no hizo nada más que revisar los documentos que recibió del jefe de la dirección en el país B. Esa carga de trabajo podría afectar a cualquiera.

Sin embargo, para cumplir lo que había prometido, tuvo que acelerar las tareas en cuestión para ponerse al día y, así, poder asistir a la presentación del nuevo armamento en la base militar de Rocío. Si se tratara de otra persona no se esforzaría tanto, pero como se trataba de su esposa, aceleró su trabajo para dar prioridad a la mujer más importante en su vida. Prefería ahora trabajar más, en lugar de decepcionar a su esposa que esperaba que él asistiera a la presentación.

Después de que el agua en la bañera estaba tibia, abrió l

pasara tiempo suficiente cuidando su relación con Edward.

De hecho, esta era la primera vez en su vida que su mente estaba ocupada en cosas personales durante las horas de trabajo. Mientras se apoyaba contra la ventana, una ola de recuerdos de su esposo inundó su cabeza. Recordó las cosas que había hecho y lo mucho que había cambiado por ella. Cuanto más pensaba en ello, más se preguntaba si había dado por sentado su amor. Después de todo, él no le debía nada y no había necesidad de que hiciera todo lo que ella le pedía. Finalmente, se dio cuenta de que no le estaba dando a Edward lo suficiente en esta relación.

'Tiene tantas opciones. Prácticamente puede tener a cualquier mujer que quiera, ¿será un hombre realmente feliz de comprometerse conmigo? Aunque parece bastante contento con esto, ¿durará mucho?', pensó Rocío para sí misma, suspirando profundamente. Si ella respondiera la pregunta, sería un no. Se preguntaba si debería hacer algunos cambios en sí misma, para contribuir más en su relación.

Desde que se mudaron a vivir, las cosas que hizo Edward habían sido más que suficientes para demostrar su sinceridad y amor por Rocío. Lamentablemente, ella constantemente daba por sentadas sus intenciones. Tomando este reciente incidente por ejemplo, ni siquiera se molestó en preguntar a dónde iba antes de su viaje de negocios, y no fue hasta anoche que finalmente se dio cuenta de lo distante que se mantenía de los asuntos de su esposo.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top