MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 654 Rocío salió lastimada (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 7200

Updated: 2019-08-17 00:13


"Mira todo lo que estás sangrando, la herida debe ser profunda. No puede ser pequeña". Natalia resollaba. Luego se inclinó y rasgó el forro de su falda para vendar la herida de Rocío, pero tenía las manos temblorosas. Aun así, pudo vendarla, aunque no detuvo el sangrado, disminuyó el flujo de la sangre.

"Natalia, gracias. Ahora entiendo por qué todos te miman. Eres una chica muy considerada". Rocío extendió su otra mano y acarició el cabello de Natalia. ¿Quién no amaría a una chica tan amable y atenta? Si tan solo Kevin pudiera ver eso y olvidar el pasado.

"Hermana Rocío, no te burles de mí. Pol dijo que estaba cerca, ¿por qué le está tomando tanto tiempo llegar aquí?". Natalia no se animó con los elogios de Rocío. Todo lo contrario, seguía preocupada y miraba ansiosamente el tráfico en la calle.

"Natalia, relájate, estás muy nerviosa. Me temo que te puedes desmayar antes que yo". Rocío le dio unas palmaditas en el hombro. Con la falda rota, Natalia parecía incómoda. Estaba muy preocupada, este tipo de situaciones era algo nuevo para ella.

"Aquí viene Pol. ¡Pol, aquí!". Natalia saludó a un Maybach y finalmente sonrió.

Cuando Pol recibió la llamada, acababa de terminar un seminario. Al escuchar que fue Rocío la que resultó herida, inmediatamente se apresuró sin comer nada. No quería retrasarse cuando se trataba de ella. Cuando Natalia lo llamó, solo estaba llorando. Así que todo lo que pudo escuchar fue su murmullo. Afortunadamente, Pol estaba cerca, por lo que condujo hasta allí lo más rápido que pudo.

"Rocío, ¿estás bien?". Al verla de pie, Pol se dio cuenta de que la lesión no era grave. Luego, al ver la falda de Natalia, se quitó su abrigo y se lo entregó diciéndole: "Sujétalo alrededor de tu cintura"

Ella se mordió el labio y obedeció, pues supo que Pol debió haber notado que su vestido estaba roto.

"No es nada serio, solo una pequeña herida de una daga. Lamento molestarte a estas horas de la noche. Natalia no debió haberse preocupado tanto". Aunque Pol y Edward eran buenos amigos, Rocío se sintió mal por recibir tratamientos gratuitos de él.

"Ni lo digas, sube al auto para poder ver de cerca

?". Julio levantó la mano de su madre y la sopló suavemente, como si eso hiciera que el dolor desapareciera.

"No, pasó algo. La herida no es profunda, además el tío Pol ya se encargó de eso. Así que no hay nada por qué preocuparse". Rocío miró a Cynthia disculpándose y echó un vistazo a Jonathan. Luego su mirada cayó sobre la cara de su hijo. Se había lesionado mucho últimamente. Era evidente que su familia se preocupara, aunque ella se sintió mal por eso.

"Ya es tarde. Déjala que suba a su cuarto, que se bañe y descanse un poco", dijo Jonathan, que pudo ver lo cansada que estaba Rocío. Estaba hecha un desastre después de la pelea, por lo tanto, le vendría bien dormir para relajarse. Al escuchar las palabras de su suegro, ella lo miró agradecida.

"Bien, bien. Estoy demasiado preocupada para pensar en eso. Julio, sube las escaleras con tu madre. Le diré a la señora Wu que le haga un poco de sopa, pues está muy delgada y ahora ha perdido mucha sangre. ¡Pobre hijita mía!".

Cynthia se preocupó mucho, al igual que cualquier otra madre. En cuanto vio la lesión de Rocío, comenzó a moverse. Sin embargo, sus cuidados ponían a Rocío en un dilema. Ya que después de la última vez, Cynthia le había hecho comer mucha sopa nutritiva para ayudarla a recuperarse y Rocío ya estaba hastiada de comerla. Así que en cuanto escuchó que Cynthia le diría a la señora Wu, nuevamente, que le hiciera sopa, pensó: '¡No otra vez!'.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top