MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 663 La hija del Comandante (Primera parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8461

Updated: 2019-08-18 15:07


"Sé que es difícil para ti aceptarme de la noche a la mañana, pero espero que puedas entender cuánto anhelo verte todos los días", si Leo hubiera sabido que las cosas entre Rocío y él serían así, nunca habría escuchado las palabras de Yasmina para expulsar a su hija de la casa.

"No importa si deseas verme o no, todo seguirá igual, nada puede cambiarse", respondió Rocío. '¿Quién me hizo tan distante? ¡Fue él! ¡Él me hizo así! ¿A quién podría culpar ahora?', pensó ella.

"¿Qué le pasó a tu mano?", preguntó Leo con voz débil cuando vio la herida en la mano de su hija. Él tenía miedo de responder la pregunta de Rocío porque no sabía cómo enfrentar eso.

"No es asunto tuyo, guarda tu preocupación para tu querida hija, disculpa, pero me tengo que ir, voy a llegar tarde al trabajo", tan pronto como Rocío dijo eso, se dirigió a su auto, se comportó como si fuera una extraña con él, lo que lastimó aún más a su padre.

"Rocío, Rocío, escúchame", gritó Leo tratando de alcanzarla rápidamente, no obstante, ella no dudó en cerrar la puerta apresuradamente como si no lo escuchara en absoluto.

"Vámonos", le dijo tranquilamente Rocío a Marco, ya no quería ver a Leo. '¿Quiere que lo perdone por lo que me ha hecho? Lo siento, ¡eso es imposible! ¡No puedo ser tan amable!', pensó para sí misma.

Leo corrió tras el auto unos pasos, pero finalmente se rindió y se detuvo, aunque ya anticipó que Rocío sería muy distante con él antes de verla, todavía se sentía muy triste por la manera en que ella lo había tratado. Leo vio a Rocío alejarse en el auto hasta que se perdió de vista, después, volvió lentamente a su coche.

Para él, su hogar ya no era el mismo, Yasmina estaba en la cárcel, Clara había sido expulsada de la casa e incluso Brian se había ido. Leo era el único hombre que quedaba en esta familia ahora, así que estaba ansioso para que Rocío lo perdonara, sabía que ella no lo absolvería fácilmente, pero aún así esperaba que lo hiciera.

"Coronel, ¿está bien?", Marco no pudo evitar preguntar esto, ya que había visto lágrimas en los ojos de Rocío.

"Estoy bien, de verdad, estoy bien", Rocío parecía estar respondiéndole a Marco, aunque en realidad, lo que ella estaba haciendo era consolarse a sí misma. De hecho, vio la expresión de desilusión en el rostro de Leo, pero le fue muy difícil perdonarlo por lo que le hizo en el pasado.

El Humvee de Rocío se precipitaba por el camino, su corazón se volvió excepcionalmente apacible. En este momento, Rocío echaba de menos a su hombre, Edward. Extrañaba

personalidad de Louisa, no estaríamos en una situación tan incómodo", para ser honesta, Rocío ni siquiera habría mirado a Louisa si el Comandante no la hubiera tratado siempre como a su hija. Rocío había visto demasiadas mujeres orgullosas como ella a lo largo de su vida.

"¡Ah! Tengo que reconocerlo, ¡soy un padre terrible!", mirando a su competente Coronel Rocío, el Comandante suspiró y pensó, 'Ella tiene aproximadamente la misma edad que mi hija, ¿por qué son tan diferentes?'.

"Debe estar bromeando, ¿cómo puede decir que es un padre terrible? Es sólo que el carácter de Louisa es diferente de los demás, usted sigue siendo un general majestuoso", Rocío sonrió, pero nunca miró a Louisa, puesto que no le agradaba, no tenía que tratar de complacerla.

"Rocío, ¡siempre sabes lo que estoy pensando!", de hecho, era bastante comprensible por qué el Comandante pensaría así. Pensando en lo que Rocío debió haber experimentado en todos estos años, él no pudo evitar sentirse triste, era sólo una niñita hacía varios años, pero casi todos sabían lo difícil que había sido su vida. En cuanto a Louisa, era sólo unos años más joven que Rocío, pero su comportamiento en este momento decepcionó por completo al Comandante.

"Papá, los dejaré solos, tengo que irme ahora", Louisa miró expresivamente a Rocío. 'Es sólo una mujer bonita común y corriente, ¿por qué papá piensa que no soy tan buena como ella?', dijo Louisa en su mente.

"Bueno, bueno, sólo vete, déjanos solos", el Comandante lamentó que Louisa lo acompañara a la base militar, ella no sólo había hecho el ridículo, sino que también le hizo saber a los demás que él no podía enseñarle disciplina básica a su hija.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top