MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 666 El poder de Mayfly (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6332

Updated: 2019-08-19 00:02


ʺ¿De verdad cree que podrá salir vivo de aquí?ʺ, preguntó Joseph. Nunca imaginó que las personas que protegían a Edward fueran tan capacitadas. Al sentir la pistola en su cabeza parecía estar en shock, pero una vez que se acordó de los asesinos que había llevado consigo, su actitud arrogante regresó.

ʺSí, por supuesto. Estoy totalmente seguro de que saldré ileso de esta salaʺ, respondió Edward, esbozando una sonrisa burlona. Confiaba plenamente en las habilidades de los hombres que su padre había enviado y tenía la certeza de que no se quedaría atrapado ahí.

ʺPuedes intentar lo que quierasʺ, dijo Joseph, después dejó su pistola sobre la mesa y aplaudió varias veces. De pronto, un grupo de hombres vestidos de negro irrumpió en la sala; todos parecían estar muy bien equipados y entrenados.

ʺ¿Joseph, estás hablando en serio? ¿Quieres apostar a ver quién saldrá vivo de aquí?ʺ. El hombre que le estaba apuntando a Joseph también guardó su arma y les dirigió una mirada de desprecio a los hombres de negro. En su opinión, esos tipos eran solo unos fanfarrones y sería pan comido partirles la cara.

"¿Por qué habría de apostar contigo? Eso no tiene sentido. Es más que evidente quién tiene la ventajaʺ, dijo Joseph, y justo cuando terminó de hablar, sus ojos se abrieron como platos pues no podía creer lo que estaba viendo. Una expresión de horror invadió su rostro.

ʺParece que finalmente tienes una idea de quiénes somos. ¿Todavía crees que tienes alguna posibilidad de ganar?ʺ, preguntó Edward. El hombre de la pistola se acercó a Joseph y le susurró algo al oído después de haberle mostrado su insignia. Al ver la placa, el rostro de Joseph lucía desencajado.

Edward observaba sorprendido sus cambios de expresión. Se preguntaba qué le había dicho ese hombre, que había logrado asustarlo tanto, incluso su actitud arrogante se había esfumado.

ʺSeñor Mu, acepto su ofer

e preocupado por la integridad de su hijo. Y tenía que enviar a sus mejores hombres para estar seguro de que estaría a salvo.

Edward nunca se esperó tanto apoyo por parte de Mayfly. No solo estaba sorprendido, sino que también se sentía satisfecho con la forma en que habían resultado las cosas. Se sintió un poco desorientado al pensar en su siguiente plan de acción, pues no sería fácil encontrar una nueva compañía con quién asociarse, y eso seguramente tomaría mucho tiempo.

ʺSeñor Mu, ¿buscaremos a un nuevo socio?ʺ, preguntó Lucas, visiblemente preocupado, una vez de regreso en el hotel. Él tampoco estaba muy familiarizado con el País B. Lo único que sabía era que se encontraba entre los 10 países con mayor producción de diamantes. Fuera de eso, no tenía ninguna información adicional sobre ese lugar o sus habitantes.

ʺAsí es, Lucas. Pero tenemos que regresar a la Ciudad S hoy mismo, así que tendremos que posponer ese plan para despuésʺ, contestó Edward, después frunció ligeramente el ceño calculando que les tomaría al menos 20 horas para estar de regreso en casa, incluso si viajaran en avión. De tal forma que si quería llegar a tiempo a la presentación de las nuevas armas en la base del ejército, tenían que salir de ahí de inmediato.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top