MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 669 La vuelta de Edward (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 9024

Updated: 2019-08-19 13:27


"Estoy totalmente de acuerdo usted. Una sonriente y divertida Rocío sería más cercana para nuestros soldados", dijo otro oficial. De repente, ellos parecían haber olvidado la conferencia y se interesaron por completo en Rocío y su esposo, Edward.

"Lamento interrumpir su conversación. Pero espero que Rocío pueda amarme más que a sus soldados". '¿Acaso me están tomando el pelo? Odio que miren fijamente a mi esposa. No se atrevan a pensar que pueden tocarla', Edward pensó de manera sombría.

"Jaja... Edward, nunca pensé que alguien como tú pudiera ser tan sensible. Rocío debes tener mucho cuidado, de otro modo tu esposo se pondría verdaderamente celoso", dijo el Comandante. El hombre se rio a carcajadas tanto que atrajo la atención de todos los soldados que se encontraban en aquel salón.

"Debería pedir disculpas otra vez. Hablo muy en serio en cuanto al amor que tengo por mi esposa. Lo digo sin ofender", dijo Edward. Sin embargo, no parecía arrepentido en lo absoluto. Amar y proteger a su querida esposa no era algo que lo hiciera sentir avergonzado. Lo que pensaran las demás personas no le preocupaba, ya que su amor por Rocío era absoluto y haría a cualquier costo todo lo que ella quisiera.

"No me ofende. Conocemos su historia de amor y sus deberes como marido comprometido. Además de eso, realmente apreciamos el apoyo de su empresa para con el ejército. Así que, gracias por todo lo que ha hecho por nosotros". El Comandante asintió la cabeza como reconocimiento. Se sintió muy contento al saber que Rocío tenía un esposo que realmente la amaba.

"De nada. De hecho, hemos hecho muy pocas cosas por ustedes", respondió Edward cortésmente. Él siempre mantenía un perfil bajo frente a los demás en ese aspecto, por lo que rara vez parecía alguien arrogante, lo cual lo hacía que fuera diferente a otros hombres de negocio.

"Bueno, dado que la Coronel Ouyang ha terminado con su conferencia, los demás pueden terminar lo que queda del trabajo. Rocío, ves y muéstrale al Sr. Mu los alrededores. Tu presencia aquí no es necesaria por el momento. Solo no olvides que en un momento darás un discurso en el escenario". El Comandante sabía que Edward acababa de llegar de un viaje, por lo que necesitaba algo de tiempo a solas con su esposa. Los jóvenes siempre apreciaban esos dulces e íntimos momentos. El Comandante y sus demás compañeros eran reacios a interponerse entre ellos, por lo que lo mejor era dejarlos solos.

"Le agradezco por su amabilidad, Comandante. Hasta luego", respondió Edward con alegría. Él agradecía la comprensión del Comandante, ya que necesitaba saber cómo era que su esposa se había hecho daño otra vez.

"Muy bien, entonces los dejaremos solos. P

preguntándose cómo resolver esta discusión.

"Ahora, silencio por favor. Me complace anunciar que la presentación de las nuevas armas ha terminado. A continuación, demos la bienvenida al patrocinado de estos equipos, el CEO de FX International Group, Edward Mu, para dedicarnos algunas palabras". Tan pronto como el Comandante dejó de hablar, los estruendosos aplausos se escucharon por todo el salón.

"Hola, camaradas, aprecio mucho todo lo que han hecho por nuestro país. Sus compromisos y sacrificios los hacen grandes soldados. Les agradezco a todos por sus servicios". Edward se detuvo, luego se volvió a mirar a Rocío y continuó, "Ahora voy a dejar la larga historia e iré directo al grano. Si estoy en lo correcto, algunos de ustedes sienten curiosidad por la relación que tengo con Rocío, más que otra cosa". Los ojos de Edward recorrieron a los soldados sentados frente al escenario. Pensó que alguno de ellos nunca lo había visto antes, a pesar de que estuvo ahí anteriormente. Probablemente, era por ello que lo miraban continuamente desde que él había entrado al salón.

"¿Están interesados en la vida privada de Rocío? Sé que muchos de ustedes han hecho suposiciones de todo tipo sobre ella. Déjenme decirles algo. Como ustedes han visto, he tenido una cercana relación con Rocío porque yo soy su esposo".

Con aquellas palabras tan impactantes, la audiencia rugió con sorpresa. Unos minutos después cuando todo se había calmado, todos miraron a Rocío con curiosidad. Ahora era muy claro por qué ella nunca había hecho público su matrimonio. Su esposo no era alguien común y corriente. Sin embargo, algo no cuadraba en la historia. Si ella tenía un esposo que resultó ser el CEO de una compañía internacional, ¿por qué había vivido una vida solitaria con su hijo todos esos años?

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top