MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 679 Belén y Samuel (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 6244

Updated: 2019-08-21 00:12


Samuel, vistiendo su pijama, se dirigía hacia la sala de estudio con mucha prisa. Usualmente, cuando no estaba en el dormitorio, ella solía encontrarse en el cuarto de estudio. Pero tampoco estaba ahí. Ahora tendría que buscarla en las demás habitaciones del piso. Aun así, no parecía estar por ninguna parte. Esta situación lo estaba poniendo nervioso de nuevo. Se detuvo cerca de las escaleras para mirar el piso de abajo. Luego miró el piso de arriba, por donde se encontraba la habitación de Natalia. ¿Habría corrido a su habitación? Debía comprobarlo por sí mismo, así que hacía allá se dirigió.

Belén estaba mirando tranquilamente una foto de Natalia, sentada en la cama. Esa chica era sumamente dulce y encantadora desde pequeña. No era de extrañar que estos hombres con los que se frecuentaba tan seguido gustaran tanto de ella. Era sencillo darse cuenta de cómo todos en las fotos del álbum la consentían.

"¿Qué miras?". Una profunda voz masculina resonó en la habitación de repente, sorprendiendo a Belén, quien se sintió más tranquila al ver que sólo se trataba de Samuel.

"Nada, ¿para qué viniste?". Belén cerró el álbum de fotos que estaba frente a ella y lo miró, todavía enojada.

"Vengo a buscarte, por supuesto. ¿Qué otra cosa pude venir a hacer?". A pesar de que Belén lo había recibido tan mal, Samuel no se inmutó en lo absoluto. Él, simplemente, se limitó a tomar el álbum en sus manos y a hojearlo, casualmente. Una ligera sonrisa se dibujó en su rostro al observar aquellas fotos, tan llenas de recuerdos,.

"¿Natalia era una niña muy linda, no crees?," le preguntó Samuel. Sentía como si todo hubiera pasado tan sólo ayer. Aquella pequeña niña ya llevaba tanto tiempo fuera de casa, ahora estaba en los brazos de otro hombre. Y dudaba que ese sujeto fuera capaz de protegerla y hacerla feliz cada día de su existencia como había hecho

berg! ¿Crees que cargas un costal o algo?". Belén no se había imaginado que Samuel la sorprendería así de repente. Entonces, empezó a gritar en pánico.

"No me importa que sigas gritando así ni aunque atraigas la atención de todas las personas de esta casa". Samuel le dio unas palmaditas en el trasero y la regañó en voz baja.

"¡Entonces, bájame primero!". Belén continuaba luchando. Pero no servía de nada.

"Te bajaré. Pero no ahora. Así que cállate ya", le dijo Samuel, frunciendo ligeramente el ceño. ¿Por qué esta mujer no podía ser más amable? Nunca la había visto suavizarse ante él. A excepción de la última vez que se embriagó excesivamente, aquella fue la única ocasión en que le mostró su lado más mansa. Pero después, pasaba la mayor parte del tiempo peleando con él.

"Samuel, en verdad eres un hombre muy malo", dijo Belén, apretando los dientes. Sus ojos furiosos se dirigieron hacia él. Deseaba poder intimidarlo con su mirada.

"Gracias por todos esos cumplidos. A veces, se necesita mucha energía para ser malo con una mujer". Samuel siempre respondía casualmente ante sus gritos. Pronto, regresaron a la habitación. Samuel la tiró directo a la gran cama que tenían en frente, dejándola caer justo al medio de ella.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top