MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 692 La acusación de Coco (primera parte).

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8210

Updated: 2019-08-23 00:02


"¿Pasa algo?", Belén preguntó cuando Rocío dejó de hablar de manera abrupta. Miró a su alrededor para ver si algo andaba mal, pero no vio nada que fuera motivo para alarmarse.

"Eh, nada. Me pareció haber visto a alguien, pero, a lo mejor me equivoqué". Rocío le sonrió a Belén. Si su memoria no le fallaba, la mujer que acababa de ver era Coco, una famosa estrella de cine que apareció hace poco en una cafetería junto con Paula. Coco era un problema. La última vez que se vieron, Rocío no le cayó nada bien. Así que si a Coco se le ocurría pelear, no la iba a sorprender. Pero, tal vez, estaba adelantándose demasiado, pensó Rocío. No todo significaba pelea.

"¿Está todo bien?", Belén todavía estaba preocupada. Sentía que Rocío debió haber visto algo, ya que, de repente, la cara se le cambió y se volvió extraña.

"Está todo bien. Discúlpame un momento. Necesito ir al baño", dijo Rocío sonriendo. Luego, se puso de pie y se dirigió hacia el baño. Era alta, delgada y vestía un atuendo elegante, por lo que, naturalmente, atraía muchas miradas mientras caminaba.

No había nadie en el baño. La cafetería que eligió Belén era tranquila y tenía pocos clientes. Pero, Rocío se daba cuenta por la decoración y el mobiliario de que se trataba de una cafetería de lujo. Había tazones blancos para café y azúcar, frascos de vidrio con granos de café, servilletas de tela y magníficas pinturas hechas a mano. Había unos recortes de periódicos viejos enmarcados y detrás del vidrio, las mesas y sillas eran la combinación perfecta entre rústico y moderno. La selección de música era de artistas folclóricos independientes y había altavoces en el baño para no perderse ninguna canción.

Rocío se miró al espejo y bajó la cabeza para lavarse las manos. Cuando levantó la vista, se asustó al ver que había una mujer parada detrás de ella mirándola, pero ignoró lo que vio y caminó hacia la puerta.

"Espera. ¿Eres Rocío Ouyang?", Coco gritó cuando vio a Rocío ignorarla y dirigirse hacia la salida. La última vez que se vieron, Rocío tenía puesto su elegante uniforme militar. Pero la mujer que estaba delante de ella ahora estaba usando un atuendo sensual, por eso no estaba segura de si eran la misma persona o no. Aunque esa mujer parecía otra, sus ojos la delataban.

"Señorita Coco, ¿hay algún problema?" Rocío estaba un poco molesta. No quería hablar con ella, pero, como era educada, igualmente se detuvo.

"Te acuerdas de mí. Pensaba que me había

cutiendo esto contigo. Es desperdiciar palabras. Los registros se encuentran fácilmente: soy la esposa de Edward y nos casamos legalmente hace mucho tiempo. Después de todo, tu prima tiene suerte de que no haya presentado cargos contra ella por haber tratado de destruir el matrimonio de un oficial militar. Soy una buena persona, pero no soy un títere. Desearía que aprendieras a dejar las cosas en paz de una vez".

Mientras Rocío hablaba, se dirigió hacia la puerta. No tenía la obligación de responder las preguntas de Coco sobre su vida personal. Si no fuera que sentía pena por Paula, ni siquiera la hubiese mirado.

"¿Qué? ¿Vas a huir? ¿Te diste cuenta de lo débil que es tu argumento? Para todos los que sabemos la verdad, no importa cuándo te hayas casado, eres una ladrona de hombres. Realmente no lo amas, y esos papeles de matrimonio que alardeas con tanto orgullo no significan nada. Sal", Coco se rio de manera burlona cuando vio que la cara de Rocío se oscureció. Creía que era capaz de mantener la compostura todo el tiempo, pero resultó que tenía sentimientos.

"Así que solo te estás haciendo la tonta conmigo. En realidad, no eres tan estúpida como pareces. Incluso si fuera una... ¿cómo dijiste? Incluso si yo fuera una ladrona de hombres, eso es un problema entre Paula y yo. Eso no tiene nada que ver contigo, a menos que sientas algo por Edward. ¡Así que cállate y ahórrame tu mal aliento!".

Coco la estaba poniendo nerviosa. Si el humor de Rocío no hubiera cambiado, no le habría prestado atención y no se habría detenido a hablar con ella. Le hubiera hecho el vacío, la hubiera empujado y se hubiera ido.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top