MoboReader> Romances > La Frialdad de Rocío

   Capítulo 697 Una verdadera belleza (Segunda parte)

La Frialdad de Rocío By Di Sheng You Yang Palabras: 8859

Updated: 2019-08-23 13:38


"Sabes que eres una traidora, ¿no?", Belén miró a Natalia con desprecio, había apagado expresamente su teléfono celular para que él no la llamara y la molestara. Pero también sabía que Natalia le diría a su hermano dónde estaban, así que no pensó un segundo en que Samuel se preocupara.

En un bar abundaban los ruidos fuertes y la gente bailando, así que, tan pronto como entraron a este lugar, sintieron su ritmo y atracción casi de inmediato.

"¿No podemos ir a otro lugar? No me gusta estar aquí", Natalia frunció el ceño, debatiendo si debía entrar con Belén, recordando lo que había sucedido en este lugar, ella realmente sentía ganas de huir.

"Es un buen bar, aunque no es tan lujoso como Mundo Sexy, está bien decorado en comparación con otros bares, podemos divertirnos un poco aquí", Belén miró con curiosidad a Natalia y se preguntó por qué se veía tan ansiosa, parecía que no le gustaba este lugar nada más verlo.

"Podemos irnos a otro si no te gusta", Rocío también vio la expresión incómoda de Natalia. Ella miró a su alrededor y descubrió que el diseño y la decoración no estaban mal, sin duda podrían disfrutar de una buena noche aquí.

"Olvídalo, estoy bien, vayamos adentro", Natalia respiró hondo y decidió relajarse. Había pasado mucho tiempo y estaba segura de que nadie la reconocería en el bar, aquí fue donde había tenido su aventura de una noche con Kevin.

"¿Estás segura?", Rocío parecía un poco preocupada ya que todavía sentía un leve titubeo en la voz de Natalia.

"Sí estoy segura, no te preocupes, deja de tratarme como si fuera una niña", Natalia sonrió dulcemente, lo cual era típico de ella, siempre fue una mujer optimista y nada podía deprimirla durante mucho tiempo. No obstante, todavía temía que algunos meseros o meseras la reconocieran por haber seducido a Kevin esa noche, se avergonzaría si escuchara algún rumor acerca de eso.

"Vamos, podemos pedir un compartimento privado si el ruido te molesta", en realidad, Belén rara vez iba a un bar, aunque tampoco le molestaba ese ambiente, donde uno podía conocer gente nueva, beber licor y emborracharse. A Belén no le desagradaba el ambiente ruidoso que se vivía allí, sin embargo, temía que Rocío no estuviera acostumbrada a esto.

"Como tú prefieras, por mí está bien siempre y cuando lo disfrutes", aunque a Rocío siempre le habían disgustado los entornos estruendosos, podía hacer esto a regañadientes para levantar el ánimo de Belén y hacerle compañía.

"No quiero un compartimento privado, podemos sentarnos aquí y mirar a esos hermosos chicos y chicas en la pista de baile", Belén levantó las cejas y les sonrió.

"De acuerdo, sentémono

arte por nuestra discusión?", Natalia llevaba un moderno overol que la hacía lucir encantadora y sensual, a pesar de ser tan joven, era una verdadera belleza. En ese momento, con los labios carnosos ligeramente fruncidos, cualquier hombre se sentiría atraído.

"Por favor, no pienses eso de mí, ¿crees que soy una bruja?", aunque realmente Belén creía eso, nunca reconocería sus pensamientos frente a Natalia y Rocío, debía enseñarle una lección a Natalia por discutir con ella.

"Eres la definición personificada de una bruja, en lo que a mí respecta", Rocío miró a Belén con indiferencia, ella tenía la audacia de hacer cosas así y se negaba a reconocerlo.

"¿Ves? Rocío está de acuerdo conmigo en que estás haciendo esto para castigarme, por cierto, ¿ya puedo irme a casa?", Natalia pensó que no era prudente quedarse con ellas en el bar, por lo que decidió irse.

"Dímelo tú, si te vas ahora, le diré a tu hermano que sugeriste que fuéramos a un bar y nos divirtiéramos, ¿qué crees que haría?", dijo Belén amenazadoramente, se había sentido muy bien al amenazar a su pequeña cuñada y hacerla enojar, ella creía que seguramente Natalia aprendería algunas lecciones el día de hoy.

"Belén, ¿cómo pudiste ponerme en esta situación? El Sr. Frío me encerrará en la casa durante un mes", el sólo pensar en esto le provocó un escalofrío directo al corazón, Samuel había castigado a Natalia de esta forma innumerables ocasiones.

"No seas tonta, te tengo cubierta, no permitiré que haga eso. Además, no vives con él, ¿cómo podría encerrarte en tu propia casa? Así que deja de decir tonterías", Belén le dio un pequeño golpe a Natalia en la cabeza y pensó que no había nada más divertido que ver a la hermana pequeña de su esposo ser castigada por sus acciones.

Free toDescargar Manobook
(← Keyboard shortcut) Previous Contenidos (Keyboard shortcut →)
 Novels To Read Online Free

Escanea el código para descargar la aplicación Manobook.

Back to Top